COMPARTE


El Potter-maniaco señaló que su colección ha sido formada a lo largo de 14 años. (Foto Archivo)

AP

México obtuvo un nuevo récord Guinness y esta vez la marca vino con un poco de magia. Un mexicano ha sido certificado como el poseedor de la mayor colección de objetos de Harry Potter en el mundo.

Menahem Asher Silva Vargas, un abogado de 37 años, obtuvo el lunes el reconocimiento oficial por parte de Guinness World Records por su colección de recuerdos, que reúne 3.097, artículos que van de objetos como películas hasta réplicas oficiales de las escobas y varitas del mago.

“La afición creció con los años y se ha convertido en un estilo de vida, en una búsqueda constante “, dijo Silva Vargas a The Associated Press tras recibir el reconocimiento oficial en su casa en la capital mexicana, donde la colección fue colocada en dos habitaciones para la entrega de su certificado. “Faltaron cosas, me falta espacio”, agregó rodeado de bufandas, posters, cuadernos e incluso ediciones en árabe de los libros del mago.

El récord previo a la mayor cantidad de objetos relacionados con Harry Potter lo ostentaba la estadounidense Jayne Gradel, quien tenía una colección de 807 piezas.

Al mexicano tan sólo hacer un inventario tomó cerca de un año, pues enlistó cada objeto con su respectiva fotografía y los dividió en unas 50 categorías que incluyen desde la serie de libros hasta “hallazgos” raros, como una diminuta figura metálica de Japón o un pequeño trozo de papel metálico que con un doblez adquiere una forma tubular que asemeja una varita y que fue usada para promocionar la primera cinta de la saga.

“Tiene muchas cosas originales, autógrafos de los artistas, pero son cosas increíbles. Eso me gustó mucho”, señaló Johanna Hessling, representante de Guinness World Records, a quien le tomó por lo menos cinco horas contar los artículos.

Silva Vargas señaló que su primer encuentro con el mágico mundo de Harry Potter, fue a través del primer libro de la saga, el cual le prestó una amiga.

Siguieron los siguientes títulos y las cintas, y con ello llegaron los primeros muñecos, obtenidos sin el afán de amasar la colección más grande del mundo. Pero como si se tratara de un hechizo, cualquier artículo relacionado con Potter se convirtió en una especie de obsesión.

“Iba creciendo el fanatismo en México y le agarré mucha pasión. Fue mi escape, mi fuga, mi compenetración con la historia”, explicó sobre la colección que inició con las películas en formato VHS. “Nunca me percate que estaba haciendo una colección hasta hace unos ocho años”.

En ese tiempo, ha acumulado mochilas, muñecos de peluche, timbres postales, juegos de mesa y hasta sábanas con la imagen del mago. Sus amigos y clientes que viajan al extranjero tienen la misión de sustituir el tradicional souvenir turístico, por algún objeto relacionado con Potter. Así, han llegado a él, cosas tan raras como unas correas para decorar los celulares japonesas y la edición en árabe del primer tomo del libro.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.