COMPARTE


Periodistas se han manifestado en numerosas ocasiones por sus derechos. (Foto Archivo/José A. Ochoa)

Dpa

La organización no gubernamental venezolana Espacio Público afirmó este jueves que la mayoría de las agresiones a la prensa en 2014 fueron ejercidas por cuerpos de seguridad durante las protestas contra el gobierno, entre febrero y mayo.

En un balance del año, la agrupación informó que las agresiones no tuvieron distinción de los perpetradores y que se registraron 569 violaciones a la libertad de expresión.

Hubo 350 denuncias, de las cuales 91 fueron agresiones a periodistas, fotorreporteros, trabajadores de medios e informadores ciudadanos.

“Portar un carnet de prensa, una cámara fotográfica o de vídeo era la ficha que identificaba el blanco a seguir. El ‘no dispare, soy prensa’ en contadas ocasiones no sirvió de salvoconducto para el ataque”, expresó el grupo.

“En el año que acaba de concluir, 45 periodistas y 34 reporteros gráficos fueron agredidos. A esa lista se le suman nueve trabajadores de medios y dos infociudadanos, uno de los cuales perdió la vida”, agregó.

Espacio Público manifestó que de los casos registrados, en 36 de ellos los victimarios fueron los cuerpos de seguridad del Estado, en su mayoría la Guardia Nacional Bolivariana (policía militarizada), la Policía Nacional Bolivariana (PNB), y en menos oportunidades agentes de las policías regionales.

Además, los trabajadores de la prensa también fueron víctimas de la polarización y de grupos violentos, sufriendo agresiones en al menos 10 oportunidades de estos sectores.

“La violencia estuvo asociada al ejercicio del derecho a la libertad de expresión. La mayoría de las agresiones se dieron en el contexto de manifestaciones (contra el gobierno)”, se indicó.

Espacio Público destacó los datos recogidos por otras organizaciones que documentaron un total de 2.254 manifestaciones durante 2014, de las cuales 383 fueron reprimidas por los cuerpos de seguridad.

Agregó que fueron documentados casos de periodistas y fotógrafos agredidos por agentes del orden y por grupos de exaltados que tomaban parte en las protestas, sin “importar el nombre del medio para el que se trabajara”.

Señaló que las agresiones también ocurrieron en un marco ajeno a las protestas, ya que la Guardia Nacional arremetió contra la prensa en episodios como un motín en la cárcel de Uribana, en la región occidental de Lara.

Denunció que un periodista de una televisora local fue amenazado de muerte por militares que resguardaban la cárcel.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.