Inicio NOTICIAS NACIONAL En la cárcel de Uribana dejaron morir de tuberculosis a un recluso

En la cárcel de Uribana dejaron morir de tuberculosis a un recluso

El hombre, que respondía al nombre de Pedro Guédez, fue uno de los más de 25 internos que fueron diagnosticados con esta enfermedad

El Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) informó que un recluso del Centro Pentenciario David Viloria del estado Lara, mejor conocido como la cárcel de Uribana, falleció de tuberculosis por falta de atención médica.

Pedro Manuel Guédez Rodríguez, de 25 años de edad, fue ingresado a las 4:00 de la tarde del lunes 10 de septiembre a la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda de Barquisimeto, estado Lara. La piel del joven estaba un poco amarilla, se veía bastante delgado y su cadáver fue sacado del Centro Penitenciario David Viloria, mejor conocido como cárcel de Uribana, reseñó El Impulso.

Guédez, fue uno de los más de 25 internos que fueron diagnosticados con esta enfermedad.

Según la hermana del fallecido al reo lo dejaron morir porque hubo varias complicaciones para llevar a cabo el traslado de Guedez a un hospital. El viernes 7 recibió una llamada para notificarle sobre el grave estado de salud en el que se encontraba y logró verlo. Refirió que su estado era “muy malo” y al parecer pidió auxilio por los dolores que refería, pero no le hicieron caso.

Denunció la mujer que cuando su hermano comenzó a sentirse mal y le diagnosticaron tuberculosis, fue trasladado al “hospitalito”, que según describe su familiar no es más que otra celda pequeña, en donde está sin atención alguna es algo inhumano.

Por más que los familiares del interno acudieron al penal en distintas oportunidades para solicitar un récipe y ellos comprar el tratamiento, esta posibilidad fue negada, la respuesta era que el Estado debía suministrar el tratamiento y no había llegado, mientras tanto no le quedaba de otra que llevarle tan solo ácido fólico y ampollas de vitamina de Complejo B, en las que gastaban 17 millones de bolívares, ahora 170 bolívares soberanos por cada una y de dos o tres que ingresaban, tan solo una le llegaba.

Denunciaron que luego de la muerte de Guedez, en Uribana “se lavaron las manos” porque el sepelio y gastos funerarios quedaron por cuenta de la familia, quienes son de un caserío del municipio Andrés Eloy Blanco de Barquisimeto y de escasos recursos.

Es de resaltar que la cárcel de Uribana desde el 2 de febrero del 2007 se encuentra bajo medidas provisionales emitidas por la Corte IDH las cuales se encuentran vigente. Desde OVP se informará sobre este hecho que deja en evidencia como el Estado no cumple con las medidas emitidas por la Corte y así mismo se informará sobre el resto de los privados de libertad que también están afectados de salud y se encuentran recluidos en este centro penitenciario del estado Lara, según refiere una nota de prensa.

Con información de Tal Cual