“Proponemos un nuevo acuerdo nacional para construir desde ahora y hacia el futuro una forma distinta de convivir y de gobernarnos entre los venezolanos. Un acuerdo que nos levante de las ruinas en la que se encuentra el país y sane las heridas, que logre una visión compartida de futuro, con el optimismo, la esperanza y la confianza de que estamos tejiendo la base de una sociedad de gente libre. Este acuerdo servirá para que los venezolanos nos labramos nuestro propio destino con el trabajo honesto de cada persona, con respeto mutuo, con orden y leyes, donde las familias no vivan con el temor de que los hijos se tendrán que ir al mundo para tener una vida mejor”. Venezuela Tierra de Gracia; programa de gobierno presidido por María Corina Machado

Hurgando, escarbando un poco para tratar de la manera más condensada posible de ilustrar sobre el liberalismo, que son los principios en los que se fundamenta el programa de gobierno de María Corina Machado, me encontré que el liberalismo político tiene sus raíces en la Ilustración europea que se caracterizó por el avance del conocimiento científico y la razón. Es importante considerar que esta corriente ideológica emergió como una respuesta al absolutismo monárquico y la falta de libertades individuales. Para quienes deseen ahondar en este tema pueden revisar los pensamientos de los primeros defensores de esta ideología, Locke y Montesquieu, quienes creían que el gobierno debe proteger los derechos humanos, incluyendo la libertad individual, la igualdad ante la ley y la propiedad.

Sin embargo, resulta cierto que el liberalismo ha perdido parte de su influencia en las últimas décadas, pero sigue siendo, afortunadamente, una corriente primordial en muchas naciones. Con base en estas referencias en las democracias occidentales, las libertades individuales y los derechos humanos son valores que se protegen mediante leyes y regulaciones. El individuo es el centro de la vida social, política y económica. El gobierno debe proteger sus derechos y libertades. De la misma forma, todos los ciudadanos deben tener los mismos derechos y obligaciones ante la ley. El Estado está limitado por la ley y debe actuar según lo establecido en ella. El mercado libre: la economía debe ser libre y estar regulada por la oferta y la demanda. La democracia; la participación ciudadana en la elección de líderes y políticas es esencial para garantizar la libertad individual.

En fin, el compromiso de la sociedad civil en el caso venezolano muy específicamente, se refiere a las obligaciones que los miembros de la sociedad tienen entre sí y con terceros. Vale decir, que hoy los electores han cambiado. Tienen el deber de ser actores valiosos en todas las actividades que encarna y representa esta campaña electoral. Antes, entre nosotros los venezolanos, todo el peso recae sobre los militantes de los partidos políticos. En estas horas tan difíciles para los venezolanos, los ciudadanos son ahora las fuerzas que deben estar listas para incorporarse y formar parte del personal de las mesas electorales, por ejemplo. Cooperar en la realización de la logística para el día electoral y que aquellos que dispongan de recursos económicos, pues, que ayuden a cubrir los gastos que son sumamente elevados por más que se extreme la austeridad en los gastos…

[email protected]

¿Quieres recibir nuestros titulares diarios, matutinos y vespertinos?
Únete a nuestro canal de Telegram
https://t.me/titularesec

O a nuestro grupo de WhatsApp
https://chat.whatsapp.com/E55qyLa9mGw2hNNrN32r1b
Con gusto te los enviaremos




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.