Eurocámara pide elecciones legislativas
CNE elecciones (Foto Referencial)

 Venezuela se prepara para unas nuevas elecciones correspondientes al periodo 2021-2026 de la Asamblea Nacional (AN). Este primero de julio se anunció que los comicios se celebrarán el 6 de diciembre de 2020.

Antes de la pandemia, la Asamblea Nacional de Venezuela, había establecido un Comité de Postulaciones para dichas elecciones. Instancia a la que le correspondía el nombramiento de las nuevas autoridades del Consejo Nacional Electoral.

Sin embargo, el oficialismo desestimó las vías correspondientes para este fin, y ha acudido al Tribunal Supremo de Justicia adepto al chavismo, que mediante el argumento de “omisión legislativa” nombró un nuevo directorio del ente electoral.

También se han intervenido judicialmente a los partidos políticos Acción Democrática y Primero Justicia, nombrando en sus directivas a personas leales a la estrategia del gobierno de Maduro.

Según el Informe de la Comisión Global sobre Elecciones, Democracia y Seguridad (2012), para que una elección sea considerada democrática, es necesario:

  • Construir un Estado de derecho que afiance los derechos humanos y la justicia electoral.
  • Crear organismos electorales (OE) profesionales y competentes, que puedan actuar con total independencia en la gestión de procesos electorales transparentes y se ganen la confianza de la población
  • Crear instituciones y normas para la competencia multipartidaria, así como un sistema de división del poder que fortalezca la democracia y ofrezca seguridad recíproca a los contrincantes políticos
  • Eliminar las barreras jurídicas, administrativas, políticas, económicas y sociales que dificultan la participación política universal e igualitaria
  • Regular el financiamiento político incontrolado, oculto e indebido.

En las condiciones actuales, Venezuela está muy lejos de esto. Ya no hablamos de falta de profesionalidad e imparcialidad de las autoridades electorales, sino que las mismas han sido nombradas por procedimientos que desconocen a la Asamblea Nacional, órgano encargado de tal labor.

Es por ello que Transparencia Electoral propuso 10 condiciones que son necesarias, pero no suficientes según detallaron:

  • Elegir nuevas autoridades electorales acorde con lo dispuesto en la Constitución y Leyes Electorales
  • Facilitar la inscripción y actualización en el Registro Electoral dentro y fuera de Venezuela
  • Garantizar y facilitar el ejercicio del voto a los venezolanos en el exterior
  • Habilitar a los partidos políticos que fueron ilegalizados por el CNE y el TSJ y garantizar su participación en igualdad de condiciones
  • Restablecer los derechos políticos a todos los ciudadanos ilegalmente inhabilitados
  • Garantizar que el voto sea ejercido libremente, sin coacción e intimidación
  • Restablecer el número de centros y mesas electorales que se habilitaron para la Elección de la Asamblea Nacional de 2015
  • Seleccionar oportunamente a los Miembros de Mesas y Juntas Electorales, asegurando que sean independientes, acorde con lo previsto en las leyes electorales
  • Asegurar la realización de todas las auditorías al sistema de votación automatizado aplicadas en la elección de la Asamblea Nacional de 2015, con el fin de garantizar la correcta contabilización y el secreto del voto
  • Garantizar las condiciones para la Observación Electoral nacional e internacional calificada en todas las fases del ciclo electoral
  • Estas medidas, como aseguramos más arriba, no son suficiente, pero sí son imprescindibles para poder avanzar hacia un proceso electoral con garantías.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.