06 diciembre 2012

Asesinado oficial de Poli-Caracas durante robo

 Altagracia Anzola

El asesinato de un oficial de la Policía de Caracas, víctima de una banda de azotes de la parroquia Antímano que le tendieron una emboscada para robarle su arma de reglamento, cuando salió de su vivienda rumbo al comando del Dibise en Caricuao, elevó ayer a 98 la cifra de funcionarios caídos a manos del hampa en Caracas durante este año. 

El cadáver del Daniel Enrique Ariza Ravelo (37), quedó tendido sobre su moto, en la calle principal del barrio Santa Ana, en Antímano, a las 6:30 de la mañana de ayer.  Dos disparos en la cabeza acabaron con la vida del oficial que fue sorprendido de frente por dos parejas de motorizados. 

Ariza creció en el sector González Cabrera de Antímano con su familia. Vivía con su esposa Yutzi Mijares y tenía cuatro hijos. La mañana de este miércoles, salió en su moto Yamaha XT 600 azul, rumbo a Caricuao pero consiguió la muerte en el camino. “Lo último que me dijo fue que regresaba mañana porque sus guardias eran de 24 horas”, dijo la viuda. 

Cuando subía por la calle principal, Daniel Ariza fue emboscado por dos parejas de motorizados. Uno de los sujetos le disparó en la cabeza y luego de desarmarlo lo remató con su propia pistola Prietro Beretta, de un disparo a contacto en la frente. 

Los antisociales huyeron con el arma del policía, a quien dejaron sin vida en la calle. El funcionario vestido de civil estuvo tendido en el sitio, en la antesala a un pronunciado charco de sangre que corría con la lluvia calle abajo. 

Su esposa y hermanos llegaron al sitio tras enterarse por unos vecinos del hecho. El oficial prestó servicio en la PM durante 12 años, destacado en la Brigada Motorizada y en Poli-Caracas tenía poco más de un año, según contó su hermano William Eduardo Ariza.  

Extraoficialmente se maneja que tras el crimen está un peligroso azote de Antímano apodado “Goku”, quien actuó con otros tres cómplices en dos motos. Se cree que la banda estuvo siguiéndole los pasos al funcionario para robarle la pistola y lo sorprendieron cuando salió de su casa. 

En otro procedimiento ocurrido la madrugada de ayer, resultó herido de un disparo otro efectivo de Poli-Caracas, de nombre Jesús Márquez, cuando intentó frustrar el asalto que cuatro delincuentes cometían contra los ocupantes de un vehículo cerca del mercado de El Cementerio. 

Ultimado GN 

En el callejón Oriente del barrio San José de Petare, fue asesinado la noche de este martes, el cabo segundo de la Guardia Nacional Bolivariana, Leonardo Jesús Alayon Berroterán (24), cuando azotes del sector se enfrentaron a tiros con una comisión que hacía recorrido a pie por la zona. 

Alayon era natural de Tejerías, estado Aragua pero vivía en La Victoria. Cuando estaba de servicio permanecía acuartelado en Mariches. La noche del martes salió con una comisión para hacer recorrido por el barrio San José y a eso de las 7:00 de la noche, intentaron darle la voz de alto a unos sujetos armados que se encontraron en el callejón. Los delincuentes  tomaron a un niño que estaba en la calle como escudo y dispararon contra los guardias. 

Alayón recibió dos disparos, uno en el tórax y otro en el fémur. Fue trasladado por sus compañeros hasta el hospital Ana Francisca Pérez de León, donde fue ingresado sin vida, mientras que los responsables del crimen huyeron. 

Durante un operativo conjunto entre la GNB y Poli-Sucre, fueron detenidos en el barrio La Parrilla, en Petare, cuatro de los presuntos implicados en el crimen. Se trata de Taylor Enrique Guette (20), Alcis Johan Ascanio (18) y Junior Epifanio García (23), quienes en compañía de una adolescente de 17 años de edad, trataban de escapar del sector a bordo de un  vehículo. Les incautaron una pistola Pietro Beretta, calibre 7.65mm que tenían oculta bajo los asientos del carro.  

 Hugo Alayón, padre del funcionario asesinado, dijo que su hijo tuvo vocación para ser militar desde niño, cuando pudo ingresó a la GN, pero “después se dio cuenta que eso no sirve”. 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.