En esta temporada decembrina, muy particular en Venezuela por la alta inflación y escasez de alimentos, las familias necesitan conectarse con lo que hay, y es una decisión personal de cada persona disfrutarla con el verdadero sentido espiritual que significan estas fechas. Más allá de que signifique “compartir en familia”, es sentirse bien consigo mismo y así poder transmitirlo hacia nuestros seres queridos.

El que no se pueda elaborar las tradicionales “hallacas”, o no poder arreglar el arbolito de ensueño o no comprar los estrenos, son factores externos que no pueden perturbar el verdadero significado de la Navidad, precisó la psicóloga Zullmary Morgado y directora del centro Especial Motores de Amor, durante una entrevista en el programa Por Tu Salud, que se transmite por El Carabobeño Radio, de lunes a viernes, de 11:30 a 12:30pm.

La idea es conectarse con lo que tenemos y compartir, no necesariamente con la familia en caso de que no podamos estarlo, sino con quienes nos rodeen. Y en caso de un familiar que no sienta bien o prefiera no reunirse, respetarle su decisión, quizás está por ese proceso de duelo, indicó la especialista.

A los niños, hablarles desde la sinceridad y el amor; los pequeños son más moldeables y se adaptan de acuerdo al lenguaje con que se le hable, mientras que con los adolescentes es un poco más difícil, pero siempre comprenderán, refirió Morgado.

Sin embargo, a ellos hay que procurar mantener la tradición del regalo. “No será aquella muñeca de marca o el juguete de última generación, pero sí un detalle simbólico que represente el sentido de dar y recibir, que constituye uno de los valores fundamentales de la vida”.

“No es lo que pase, sino lo que haces con lo que pasa”, refirió la especialista, en el sentido de que las circunstancias adversas no deben interferir con nuestra esencia, y buscar la manera de equilibrar nuestras emociones, sobre todo, en esta época especial del año.

La felicidad no se busca, ni se encuentra, se crea, enfatizó invitando a reflexionar sobre estas fechas, en que debemos celebrar porque estamos vivos y que pudimos llegar a estas fechas sanos, al contrario de otras que quizás están en camas, pasando por una penosa enfermedad.

Y como el término de cada año es tendente hacer un balance de lo alcanzado, motivó a celebrarlo por lo logrado y no amilanarse por lo no cumplido; asimilar que quizás no se dieron las circunstancias y que el próximo la puede incluir o reestructurar.

Hizo hincapié la especialista, que la idea es reinventarse a cómo pasar estas navidades, a disfrutarlas con lo que contamos, y pensar que el momento es hoy, a pesar de las circunstancias que puedan rodearnos. Que nadie puede quitarnos el sentido de la felicidad y de la fraternidad.

El verdadero significado de la Navidad, es conectarnos con lo positivo, con las buenas nuevas, que los factores tóxicos del contexto no nos contaminen; a procurar a ser felices, el sentirnos bien con nosotros mismos eso no nos los puede quitar nadie”, reflexionó.

Más reflexiones de la entrevista completa por nuestra página web www.el-carabobeno.com o por nuestro canal youtube, colocando Por Tu Salud, conducido por Ana Isabel Laguna.-

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.