COMPARTE


(Foto Archivo)

Dayrí Blanco

El declive se ha convertido en el sello de presentación de todos los sectores productivos del país. Para el cierre de agosto los balances siguen siendo rojos. Son cifras nada alentadoras que indican un decrecimiento con relación al Producto Interno Bruto (PBI) de 10% en la industria manufacturera. Le sigue la construcción, que sufrió una caída de 9%. Al sector comercial y de servicios se le imprimió el histórico número de 30% de pérdida de puestos de empleo. Una situación inédita.

Estos indicadores negativos son parte de los resultados obtenidos en la asamblea mensual que reúne a todas las seccionales de Fedecamaras, junto a representantes de las diferentes actividades económicas. En esta oportunidad, ningún estado reportó buenas noticias. La situación general se está complicando cada vez más.

El control cambiario y sus restricciones siguen encabezando la lista de causas de la crisis que se atraviesa. Damiano Del Vescovo, presidente de Fedecamaras Carabobo detalló que en materia de comunicaciones, este año no se ha otorgado ni un dólar para la importación de papel periódico. El panorama de las líneas aéreas no ha mejorado, aún no se ha comenzado a liquidar las deudas. En la industria de la construcción se están agravando los problemas por la escasez de cemento y otros insumos. Y el sector ganadero sigue con inconvenientes severos por la sequía prolongada e irregular.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.