(Foto AFP)

EFE

El presidente de EEUU, Barack Obama, consideró este jueves que el pacto nuclear logrado por las potencias del G5+1 con Irán es “un buen acuerdo” que “cumple con los objetivos fundamentales” para impedir que Teherán desarrolle una bomba atómica.

Obama aseguró que “es un buen acuerdo que cumple con los objetivos fundamentales” para impedir que Teherán desarrolle una bomba nuclear.

Obama dijo que “si Irán miente” sobre el acuerdo “el mundo lo sabrá”, e insistió en que si Washington identifica “algo sospechoso”, investigará sobre ello.

El ministro de Exteriores de Irán, Mohamad Yavad Zarif, mostró su esperanza de que la aplicación del acuerdo nuclear que aún deben redactar su país y las potencias del Grupo 5+1 permita mejorar las relaciones de Teherán con Estados Unidos.

“Tenemos serias diferencias con Estados Unidos que se basan en una mutua desconfianza por asuntos del pasado. Pero espero que una buena aplicación del acuerdo permita resolver la desconfianza”, afirmó Zarid en rueda de prensa, tras anunciar un entendimiento respecto al programa nuclear de Irán.

El acuerdo de principios cerrado este jueves en la ciudad suiza de Lausana entre Irán y seis grandes potencias, prevé el levantamiento de las sanciones nucleares impuestas por EEUU y la Unión Europea (EU) contra la República Islámica.

El pacto, cuyos detalles técnicos y legales se negociarán desde ahora y hasta el 30 de junio, prevé que la planta de enriquecimiento de Natanz sea la única en Irán, mientras que la instalación subterránea de Fordo será convertida en un centro científico civil, anunció la responsable de política exterior de la UE, Federica Mogherini.

Una declaración conjunta con el ministro de Exteriores de Irán, Mohamed Yavad Zarif, habla de un “exhaustivo levantamiento de todas las sanciones” en el futuro si Irán cumple el pacto.

Asimismo, ambos calificaron lo acordado como un “paso decisivo”, que se ha hecho posible con “buena voluntad”.

En cuanto a Fordo, una de las instalaciones más polémicas de Irán por estar situada bajo tierra, el acuerdo prevé que allí no se enriquecerá uranio, un material de doble uso, civil y militar.

Eso sí, en la planta habrá mil centrifugadoras de gas, que podrán ser usados para fines científicos pero no se podrá inyectar uranio en gas para su enriquecimiento.

En cuanto a la planta de agua pesada de Arak, el acuerdo estipula que una sociedad internacional la remodelará para que no produzca plutonio, otra sustancia con posibles fines militares, mientras que el combustible usado allí será exportado a otro país.

Según lo presentado por Moghereini, en inglés, y por Zarif, en farsi, el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) podrá usar tecnología moderna y tendrá más acceso a las plantas en Irán para esclarecer asuntos pendientes del pasado y del presente.

Eso hace referencia a posibles dimensiones militares del programa nuclear de Irán, cuya investigación por parte del OIEA se encuentra estancada desde hace varios meses.

Finalmente, la declaración dice que el Consejo de Seguridad de la ONU adoptará una nueva resolución que apoye este plan de acción, terminará con las sanciones nucleares y restringirá otras medidas punitivas durante un tiempo determinado.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.