COMPARTE


La escasez se mantiene en los mercados. (Foto Andrews Abreu)

Eliezmar Cordero

Consumidores celebraron que la Superintendencia de Precios Justos anunciara que multará a los supermercados que no tengan operativas todas las cajas para evitar las largas colas, aunque consideraron que el problema fundamental que las provoca es la escasez.

Encargados de los dos Abastos Bicentenarios de Valencia desconocen cuándo la Superintendencia les inspeccionará, medida que comenzó a aplicarse el sábado en las sucursales de esa cadena de supermercados en Caracas. Los establecimientos estatales y privados tienen plazo hasta el próximo jueves para habilitar todas las cajas, de lo contrario serán sancionados.

En el caso del Abasto Bicentenario de la avenida Bolívar Norte, uno de los encargados explicó que tienen más de 20 cajas averiadas que aún trabajan con el sistema operativo dejado por el expropiado Éxito, que a menudo genera errores, por lo que es usual la demora para atender a los clientes.

Grey Sevilla, cliente, observó que la medida de la Superintendencia se mantendrá ya que el principal problema que origina las colas: el desabastecimiento de los productos regulados. Recordó que cuando reaparece algún producto, como ocurrió recientemente con los pañales desechables y cosméticos, no pasa mucho tiempo para que se observe una larga fila afuera del supermercado. Lamentó tener que llevarse a sus dos hijos a hacer las colas, que duran más de ocho horas.

Este domingo se observó que de las 42 cajas que tiene ese hipermercado solo 11 estuvieron operativas durante la mañana, lo que causó gran descontento en los usuarios.

Eduardo Moreno, consumidor, indicó que normalmente tarda hasta nueve horas en una fila para comprar los artículos de primera necesidad, de lo contrario debe adquirirlos a sobreprecio en los revendedores. Coincidió en que la escasez es la primera causa de las colas.

Marcos Páez, otro cliente, estaba indignado por no poder aprovechar su tiempo libre para compartir con su familia o utilizarlo para esparcimiento. Tuvo que hacer su cola para llevar el sustento a su hogar. Lamentó que en el mercado Bicentenario no se consigan, como antes, variedad de productos.

El gerente de otra cadena de supermercados de la ciudad aseguró que no tendría problemas de ser fiscalizado, porque la cantidad de cajas operativas coincide con el personal disponible. Sin embargo, detalló que en un turno a veces faltan de cuatro a cinco cajeros que toman su hora libre, lo que influye negativamente en el servicio.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.