COMPARTE


Carlos Correa, director ejecutivo de Espacio Público. (Foto Archivo/El Carabobeño)

Gabriela Espinoza F. || gespinoza@el-carabobeno.com

El caricaturista se distingue por exponer un humor gráfico, que cuando se trastoca vulnera la posibilidad del dibujante de manifiestar su visión de los hechos. Esta condición lo convierte en un blanco ideal para ser censurado, y en esta ocasión fue el turno de Rayma, del diario El Universal.

La reacción de la censura ocasionó la renuncia de 40 columnistas que rechazaron esta medida. Para el director ejecutivo de Espacio Público, Carlos Correa, los propietarios del medio silencian a sus trabajadores porque les incomodan a su proyecto político.

La situación que enfrenta este periódico denota que los medios están siendo comprados por sectores que están incómodos a las críticas que se realizan contra el Gobierno nacional, indicó Correa.

El mecanismo de la autocensura se revela en las estrategias, por lo que aquellos medios que decidan informar tendrán la audiencia de los lectores que buscarán las informaciones que las otras empresas de comunicación callan. Para el especialista, esto revela que cada vez hay menos espacios para expresar las opiniones.

Las gráficas de Zapata también han incomodado a las autoridades del Gobierno sin llegar al extremo de la censura. En el contexto de la dictadura de Marcos Pérez Jiménez se demostró el repudio a este tipo humor con persecuciones a sus realizadores.

La caricatura de Rayma muestra bajo el título La Gran Colombia, los próceres independentistas de ambas naciones Francisco José de Paula Santander y Simón Bolívar, acompañados de los rostros de Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos con parecidos a Charles Chaplin, con el título La Gran Comedia.

Con este arte su creadora alude a una supuesta farsa que parece atribuirle al encuentro que ambos gobernantes sostuvieron en Cartagena para ahondar inicialmente políticas contra el contrabando fronterizo. Carlos Correa explicó que el caricaturista hace un juego de la realidad y lo sobredimensiona, por lo que impacta de manera directa.

Esta herramienta no requiere que los usuarios se detengan a leerlas porque es expedita, y genera una reacción humorística y reflexiva que resulta incómoda para diversos escenarios.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.