COMPARTE


La soberana pudo apreciar de cerca una réplica del Trono de Hierro de Westeros. (Foto EFE)

EFE

La reina Isabel II de Inglaterra se entrevistó este martes con algunas de las estrellas de Juego de Tronos en los Estudios Pain Hall de Belfast, donde la cadena estadounidense HBO rueda la popular serie de televisión.

En la segunda jornada de la visita de tres días a Irlanda del Norte iniciada ayer, la reina, de 88 años, y su marido, el duque de Edimburgo, de 93, charlaron con las jóvenes actrices Maisie Williams y Sophie Turner, quienes interpretan a Arya Stark y a su hermana mayor Sansa, respectivamente.

También el actor norirlandés Conleth Hill, quien da vida al manipulador Lord Varys, habló con la pareja real para explicarles el impacto que está teniendo la presencia de HBO sobre la economía de la provincia británica.

La soberana pudo apreciar de cerca una réplica del Trono de Hierro de Westeros, el asiento real que, según el guión, solo es deseado por los monarcas más maquiavélicos.

“Juego de Tronos”, de la que actualmente se emite la cuarta temporada, está basada en la serie de novelas fantásticas “Canción de Hielo y Fuego” del escritor estadounidense George R.R. Martin y ha sido adaptada a la pequeña pantalla por David Benioff y D.B. Weiss.

El Gobierno autónomo de Belfast, de poder compartido entre católicos y protestantes, estima que la elección de Irlanda del Norte como base de operaciones de HBO ha generado para la región grandes beneficios económicos.

Los Estudios Pain Hall se sitúan en los antiguos astilleros de la capital, una zona conocida ahora como el Barrio del Titanic, en recuerdo al lugar donde se construyó el transatlántico más trágico y famoso en la historia de la navegación.

Después de su visita a los estudios, Isabel II y el duque de Edimburgo se trasladaron al Ayuntamiento de Belfast, donde se celebró un almuerzo en su honor.

La reina comenzó hoy la segunda jornada de su viaje a Irlanda del Norte, el segundo desde 2012, dando “otro gran paso” a favor de la reconciliación en la región al visitar en Belfast una antigua cárcel utilizada durante el pasado conflicto como centro de detención de católicos y protestantes.

Así lo afirmó el ministro principal norirlandés, el nacionalista Martin McGuinness, tras acompañar a la soberana por el ahora recorrido turístico de la llamada Prisión de Crumlin de Belfast.

El miércoles concluirán su visita a Irlanda del Norte con una recepción organizada por la Legión Británica Real en la ciudad de Coleraine, al norte de la región, donde la soberana presentará un programa de actos conmemorativos de la I Guerra Mundial (1914-1918).




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.