COMPARTE


Joselin Carreño tiene a su hijo ingresado desde hace varios días. (Foto Dispositivo móvil)

LUISA QUINTERO || lquintero@el-carabobeno.com

La presencia de una presunta bacteria mantiene preocupadas a las madres de neonatos que permanecen en el retén para niños con patologías del Hospital Universitario Dr. Ángel Larralde (HUAL), debido a que son muchos los bebés que están recibiendo tratamiento en el área.

Joselin Carreño tiene a su hijo ingresado desde hace varios días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del retén. Cuando entrò al centro de salud producto de un parto prematuro, fue avisada por los médicos y enfermeras sobre la posible presencia de una bacteria en el lugar, pero decidió quedarse porque necesitaba una cesárea de urgencia por la posición que había adoptado el bebé.

La misma situación pasó otra señora que prefirió no identificarse. Al ingresar con su bebé al Hospital Carabobo se le hizo firmar una notificación sobre los riesgos y la presencia de presuntas bacterias. Otras madres en el área mientras esperaban para dar pecho o visitar a sus hijos ratificaron esta situación.

””




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.