COMPARTE


Carvajal fue liberado en horas de la tarde en Aruba. (Foto EFE)

EFE

El exjefe de la Inteligencia Militar venezolana general Hugo Carvajal fue liberado este domingo tras permanecer detenido en Aruba desde el pasado miércoles en un ejercicio de diplomacia que finalmente permitió su regreso a Caracas donde fue recibido por el presidente, Nicolás Maduro.

“Nos hiciste sufrir, oíste”, le dijo Maduro al mayor general, al que había designado cónsul en esa isla caribeña dependiente de Holanda, tras abrazarlo en presencia de los delegados que participan en el III Congreso del Partidos Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Carvajal fue liberado en horas de la tarde en Aruba tal y como había adelantado mismo el canciller venezolano, Elías Jaua, quien leyó en la televisión estatal un comunicado oficial del Gobierno holandés en el que este reconocía que el funcionario venezolano gozaba de inmunidad diplomática, tras ser nombrado cónsul general de Venezuela en Aruba a inicios de año.

El exjefe de Inteligencia permanecía detenido desde el pasado miércoles a petición de las autoridades estadounidenses que lo investigan por presunta participación en negocios de narcotráfico atribuidos a las guerrilleras Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), cargos reiteradamente desmentidos por Caracas.

Carvajal había sido designado por el Gobierno de Maduro a principios de año como cónsul en Aruba, pero hace dos días el fiscal general de Aruba, Peter Blanken, informó a Efe de que el juez encargado del caso estimaba que no tenía inmunidad diplomática y que iba a quedar detenido hasta que Estados Unidos solicitara de forma oficial su extradición.

Jaua dijo al leer el comunicado que Holanda “reconoce que las disposiciones del convenio consular se aplican al señor Carvajal”, por lo que “se encargará de su puesta en libertad” y tras ello “deberá retornar a su país”

“Queremos agradecer al Reino de los Países Bajos, a sus autoridades, por la premura en resolver este caso” y actuar “conforme al derecho internacional”, prosiguió.

En horas de la tarde, Carvajal aparecía en el salón principal de sesiones del PSUV, donde le recibieron cantando el himno nacional venezolano, y Maduro acusó al expresidente colombiano Álvaro Uribe de la detención de bajo “falsas acusaciones” de narcotráfico.

Fue un “secuestro”, “una emboscada terrible” lo que sufrió Carvajal en Aruba, desde donde fue “rescatado por la operación política diplomática despegada por el Gobierno” ante los Países Bajos, “al que agradezco por haber restituido el derecho internacional”, añadió Maduro.

Holanda, prosiguió Maduro, no sucumbió a “muchas presiones” y emitió este domingo un comunicado oficial que “pasará a la historia”, destacó.

“Fue una situación delicada esta detención por presiones indebidas, por un expediente falso, por un montaje, como lo demostraremos en los próximos días, hecho por Alvaro Uribe, un falso positivo organizado por el mafioso de Uribe”, remarcó Maduro.

Pero el Gobierno de los Países Bajos reaccionó de manera valiente, añadió y revirtió la situación, dijo.

“Hace falta claridad, valentía y buena voluntad” para ello y el Reino de los Países Bajos “lo evidenció”, insistió tras expresar su felicidad “de que se haya resuelto este conflicto creado por el intervencionismo de los halcones imperialistas de Miami y de las mafias miameras”.

“Este hombre que está aquí (…) este hombre le dio los más grandes golpes al narcotráfico, 75 capos de la droga, récord mundial le entregamos a Colombia y a Estados Unidos”, indicó Maduro al destacar el papel de Carvajal, al que autorizó a presentar acciones legales contra quienes han dado por buenas las acusaciones del Gobierno estadounidense.

El militar venezolano acusó por su parte al magistrado y al procurador que llevaron su caso en Aruba de ser corruptos y de cobrar por detenerle.

“El juez que trató mi caso y el procurador, son corruptos (…) yo sospecho, como ellos sospechan que yo soy x, yo sospecho que ellos recibieron dinero por hacer lo que hicieron conmigo”, indicó.

“Yo voy a ratificar lo que dijo el presidente sobre lo solidario que es el pueblo de Aruba, están cansados de tanta injerencia y de tanta cosa porque se lo manifiestan en cada momento a uno en los nivelas bajos de la Policía donde tuve la oportunidad de estar, y el pueblo en sí”, añadió Carvajal.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.