COMPARTE


Los intensos bombardeos han destruido 1.600 casas. (Foto EFE)

EFE

Más de 1,5 millones de personas en la Franja de Gaza, la mitad de la población, no tienen agua potable, según denunciaron este viernes las agencias humanitarias de las Naciones Unidas, muy preocupadas por la posibilidad tanto de muertes por deshidratación como por la posibilidad de enfermedades contagiosas.

“Nuestras estimaciones indican que sólo la mitad de las fuentes de agua y las instalaciones de tratamiento están operativas. Calculamos que unas 900.000 personas están privadas de agua”, afirmó en rueda de prensa Chris Tidey.

La ONU ya denunció hace unos días que varios técnicos que intentaban reparar los sistemas de distribución de agua murieron víctimas de los bombardeos del Ejército israelí. Asimismo, Tidey señaló que otras 800.000 personas no pueden beber el agua que sale de sus grifos tras constatarse que las tuberías están contaminadas.

“La UNRWA (agencia de la ONU para el pueblo palestino) ya alertó esta semana de que se cree que los sistemas de agua potable de Gaza estarán contaminados durante los próximos tres años. La situación en Gaza antes de esta ofensiva era ya muy precaria y ahora es insostenible”, afirmó la directora de Comunicación de la ONU en Ginebra, Corinne Momal-Vanian.

Tidey dijo que, por ahora, no han detectado ningún brote de enfermedades transmitidas por el agua contaminada, pero que es un escenario que puede surgir en cualquier momento, dada la situación.

Fadéla Chaib, portavoz de la Organización Mundial de la Salud (OMS), afirmó que la agencia está “muy preocupada por la aparición de enfermedades, especialmente la diarrea, que puede aparecer muy rápidamente si no hay agua potable ni sistemas de saneamiento en funcionamiento”.

“Para un bebé o un niño, la diarrea puede ser una enfermedad fatal. Si un niño no es rehidratado correctamente puede morir en cuestión de horas”, advirtió.

Recordó que además de agua, se necesitan soluciones de rehidratación y medicamentos para tratar las eventuales infecciones, pero recordó que “varias” instalaciones hospitalarias han sido destruidas, por lo que la distribución de medicamentos y la atención médica está drásticamente mermada.

Por otra parte, Elisabeth Byrs, portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PAM) explicó que en la última semana han distribuido alimentos a más de 20.000 personas, un esfuerzo que esperan aumentar la próxima semana hasta 85.000.

Finalmente, Amanda Pitt, portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), recordó que las últimas cifras dadas a conocer ayer indicaban que la ofensiva hebrea ha causado la muerte a 219 palestinos -48 de ellos niños y 29 mujeres-, y ha herido a 1.585 personas -435 de ellos menores y 282 mujeres-.

Asimismo, los intensos bombardeos han destruido 1.600 casas y ha obligado a desplazarse a 10.000 personas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.