COMPARTE


“Este premio es la guinda de la tarta”, manifestó. (Foto El Carabobeño)

EFE

El cineasta estadounidense Mel Gibson recibió este viernes en Karlovy Vary el Globo de Cristal por su contribución al mundo de la cinematografía, el máximo galardón que otorga este festival de cine checo, con un discurso en el que destacó su placer por contar historias.

“No me habría perdido esta cita por nada del mundo. Siento escalofríos por estar en Karlovy Vary”, aseguró el actor y director ante el público que abarrotaba la sala y que le dedicó una larga ovación.

“Este premio es la guinda de la tarta”, manifestó el realizador de la oscarizada “Braveheart”.

Gibson recordó cómo de niño le gustaba escuchar historias y su placer porque la gente ahora disfrute con las suyas. “Contar historias es la verdadera gratificación”, confesó.

Gibson, que se autodefine como un católico tradicional, defensor de la familia y del derecho a la vida, saltó a la fama dando vida a un héroe postapocalíptico en la trilogía “Mad Max”, cuya primera película se estrenó en 1979.

Entre sus éxitos como actor se cuenta la saga de “Lethal Weapon” o el filme “Conexión tequila”.

Gibson se puso por primera vez detrás de las cámaras con “The Man Without a Face” (1993).

Pero fue “Braveheart” (1995), que dirigió y protagonizó, el trabajo con el que llegó a lo más alto. La cinta obtuvo cinco premios Óscar, entre ellos los de mejor película y mejor director.

También ha dirigido “The Passion of the Christ” (2004), en la que narra las últimas horas de vida de Jesucristo; y “Apocalypto” (2006), nominada a tres Óscar, que refleja de forma hiperrealista la decadencia del imperio maya, en una cinta en la que algunos han visto una parábola de la civilización actual.

La concesión de este galardón ha sido criticada mediante una carta por la comunidad judía de la República Checa, que considera que supone alterar la tradicional tolerancia en el país centroeuropeo y dar paso a una sociedad “que deja espacio a las opiniones hostiles, xenófobas y antisemitas”.

En 2006, el actor culpó a los judíos de “todas las guerras del mundo”, cuando le detuvieron por conducir ebrio y algunos círculos judíos le acusaron de dar una mala imagen de este pueblo en su filme “The Passion of the Christ”.

En el momento de entregarle el premio, el presidente del Festival de Karlovy Vary, Jiri Bartoska, destacó que el galardón a Gibson es estrictamente por su contribución artística. Gibson presentará este viernes en persona la proyección de la película Mad Max y mañana está previsto que asista al pase de Apovcalypto.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.