COMPARTE


Esta es la segunda vez que se retrasa el vuelo. (Foto Archivo)

EFE

La NASA volvió a aplazar al menos hasta el 6 de enero el lanzamiento de una cápsula espacial diseñada para abastecer a la Estación Espacial Internacional (EEI), que estaba previsto para este mes.

Esta es la segunda vez que se retrasa el vuelo, que inicialmente estaba previsto para el 16 de diciembre, pero luego se pospuso hasta el 19 de diciembre con el fin de tener “tiempo extra” para garantizar el éxito de la operación.

Sin embargo, la NASA ha decidido volver a retrasar el lanzamiento con el fin de dar “más tiempo” a los ingenieros de la compañía SpaceX a trabajar con el cohete Falcon 9 y la cápsula Dragon, según un comunicado de la Agencia Espacial de EE.UU.

Durante ese tiempo adicional, los ingenieros podrán investigar algunas de las incidencias que surgieron el 16 de diciembre durante una prueba con el cohete Falcon 9, que mide 54,9 metros de largo y 3,6 metros de ancho.

Al mismo tiempo, la compañía quiere evitar que la cápsula espacial no tripulada Dragon realice operaciones entre el 28 de diciembre y el 7 de enero, cuando la EEI estará bajo la luz constante del sol durante un período de 10 días.

La nueva fecha del lanzamiento también permitirá a los empleados disfrutar de las vacaciones, añadió la agencia espacial en su comunicado.

De esta forma, los gerentes de la NASA se reunirán el 5 de enero para revisar “minuciosamente” el nuevo intento de lanzamiento, previsto para el 6 de enero.

Ese intento para lanzar la cápsula se hará a las 6.18 (11.18 GMT) desde el centro de Cabo Cañaveral (Florida, EE.UU.), aunque la NASA también ha previsto otro lanzamiento de reserva para el 7 de enero por si el primero no llega a realizarse.

La decisión de volver a posponer el lanzamiento de la quinta cápsula de SpaceX se produce después de dos accidentes recientes de la industria espacial privada, a la que la NASA cedió el testigo para realizar las misiones de abastecimiento de la EEI.

En octubre pasado, un cohete Antares de Orbital Sciences explotó poco después de partir con dos toneladas de carga para el complejo espacial y, días más tarde, murieron dos pilotos en un vuelo de prueba de la nave espacial SpaceShipTwo de Virgin Galactic.

Estas misiones son símbolo de una nueva era para Estados Unidos, que al retirar su flota de transbordadores en 2011, perdió la capacidad para realizar viajes tripulados en un vehículo propio y ha dependido de las naves rusas Soyuz para enviar a sus astronautas a la EEI, con un costo de unos 70 millones de dólares por viaje.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.