COMPARTE


Brigada antimotines de PoliAragua lanzó gas lacrimógeno (Foto @Miguel041164)

Wilmar M. Rodríguez.

Cayó la noche del lunes y amaneció este martes y aún la población de Choroní espera una respuesta de las autoridades locales sobre sus reclamos. La lancha que atravesaron en la vía de acceso al pueblo costera permaneció allí todo el día de ayer.

En las primeras horas de la tarde-noche de este martes un nutrido grupo de funcionarios de la Policía de Aragua intentó dispersar a los manifestantes con bombas lacrimógenas y balas de perdigones pero la protesta se mantuvo en el lugar. Los efectivos no lograron su objetivo. Presuntamente hubo personas heridas, informaron manifestantes que permanecían en el sitio a la hora de cierre de esta edición.

Los pescadores se niegan a que sus playas sean contaminadas con las aguas residuales de la zona.

Pobladores exigieron la presencia de Pedro Bastida, alcalde del municipio Girardot, o del gobernador de Aragua, Tareck El Aissami, pero lo que mandaron fue a los policías, señalaron protestantes. Asegurando que la población no tendría ni entrada ni salida de personas.

Desde el pasado lunes, aproximadamente a las 9:00 a.m. los pescadores decidieron dar un trancazo, como medida de protesta ante lo que consideran un fraude por parte del Ayundamiento, en la realización del sistema de cloacas, señalando que las mismas se desbordan al fallar la energía eléctrica y van a parar a la playa.

La iniciativa fue respaldada por la comunidad, quienes se hicieron presentes, pidiendo una pronta solución a la problemática.

IIsreal Sosa, presidente del concejo de pescadores de Choroní, dijo, ¡Basta que nos vean la cara de tontos!, nosotros no abriremos la carretera, hasta tanto no se apersone el Alcalde.

Pero, Bastida, brilló por su ausencia, así como El Aissami; solo se acercó al lugar la concejal Cris Soto, representante de Las Delicias y Choroní, quien según Sosa, intentó arremeter contra los protestantes, empleando un lenguaje grosero y déspota; por lo que la declararon, persona no grata de esta costa aragüeña.

Funcionarios de la policía municipal de Girardot, acudieron al lugar para entablar el diálogo con los protestantes, alegando que el Alcalde, se encontraba fuera del Estado en una reunión del partido político en el que milita -Psuv- y que apenas retornara, acudirá a la cita para conformar una mesa de trabajo y darle solución a la situación. Esto sería para mañana jueves.

Y esta fue la respuesta que le dio el pueblo: “dígale que nosotros el jueves abrimos la vía”.

Daniel González, comerciante, enfatizó ¿por qué cuando anda buscando votos, sí viene a Choroní?, solo visita el pueblo en período de elecciones y ya estamos cansado de lo mismo, pero le responderemos con votos. Vivimos del turismo y estamos obligados a prestarle el mejor servicio al visitante, no aceptaremos que contaminen las playas.

Apoyo al cierre

Sin salida ni entrada a la población, los turistas deben permanecer obligados en la localidad.

Se conoció, que algunos quisieron dejar el lugar, a través de lanchas que lo trasladaran a la bahía de Ocumare, pero esta acción fue también paralizada y hasta penalizada por los pescadores, alegando que se debía ejercer presión para garantizar la presencia de Pedro Bastidas.

En la búsqueda de la información, se hallaron dos vertientes, un grupo de turistas que apoyaba la paralización vehicular, alegando que era una petición justa, pues garantizaban que las playas no serían usadas como depositó de restos fecales.

Otro que, se sentían secuestrados en la zona, que deseaban salir y no podían permanecer allí, como el caso de un equipo de trabajadores de la Alcaldía de Mariño, que estaban en el lugar. realizando inspecciones en la población de Chuao y que no podían retornar por la tranca.

Otras de las medidas empleadas por los pobladores de Choroní, en protesta por el desagüe de aguas negras al mar, fue la retención del camión de achique, que envió la Alcaldía de Girardot. Fue rodeado por pequeños botes, impidiendo al conductor su movilización.

Más De Cien Policías

Testigos, reseñaron que el número de efectivos, ascendían a más de cien hombres de azules, entre motorizados y el cuerpo especial anti motín, trajeados con chalecos antibala y máscaras para la protección del gas lacrimógeno. Para el momento del cierre de esta edición no se había producido ningún tipo de enfrentamientos entre protestantes y policía, aunque los últimos intentaron persuadir para la liberación de la carretera, solo obtuvieron la salida a pie, de turistas.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.