El consorcio estatal ucraniano Antónov, fabricante de aviones comerciales como el AN-148, se ofreció hoy a colaborar en la investigación del aparato que se estrelló este domingo en las afueras de Moscú con 71 personas a bordo.

“Antónov está dispuesta a enviar a sus expertos para participar en la investigación del accidente aéreo como parte del Comité Interestatal de Aviación (IAC), sujeto a la recepción de una solicitud oficial de las autoridades de la Federación Rusa”, señaló en un comunicado.

La empresa aeronáutica ucraniana se mostró dispuesto a cooperar tras recibir una notificación del siniestro que acabó con la vida de todos los ocupantes del avión, si bien aseguró que aún no ha habido ninguna petición formal por parte de Rusia para esclarecer las causas del accidente.

Y es que el aparato accidentado -propiedad de la compañía Sarátov Airlines- es precisamente uno de los 34 modelos fabricados por Antónov que actualmente operan en el mercado, diseñados para cubrir rutas de media distancia (unos cuatro mil 500 km) con hasta 75 pasajeros.

Según explica el fabricante, las aeronaves AN-148 están equipadas con el motor D-436, inicialmente desarrollado en la década de los 80 por la empresa ucraniana Ivchenko-Progress, y admite un amplio rango climático para operar.

Las autoridades rusas de momento no han adelantado ninguna hipótesis sobre las posible causas del siniestro, aunque han señalado que el avión había superado revisión completa hace un mes.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.