Sobran razones para entender la magnitud de la crisis humanitaria de salud que se vive en Venezuela, por sus cuatro puntos cardinales, donde el repunte de la gran mayoría de enfermedades ha sido en parte por el descuido en la consecución del plan de vacunación, que desde el 2006 se agudiza, precisó el ex ministro de Salud, Rafael Orihuela, en el programa Por Tu Salud que se transmite por El Carabobeño Radio, de lunes a viernes de 11:30 a 12:30pm.

Agregó el ex ministro que esta proliferación de enfermedades, como la la difteria, tuberculosis, tosferina, sarampión, varicela, reflejan que hay un desorden en el esquema de vacunación que no se está cumpliendo a tiempo. Además, una ausencia de política sanitaria, nunca registrada en sus 45 años de ejercicio de la medicina.

El peligro de estas improvisaciones, lo ilustró con el siguiente ejemplo: En Venezuela nacen al año 600 mil niños, si no se vacunan, en cinco años tendríamos 3 millones de infantes sin vacunar; si se vacuna la mitad tendremos esa otra de millón y medio de personas sin vacunas. “Son cifras muy grandes, entonces si no se tiene un programa bien planificado estamos susceptibles a epidemias, que es lo que está ocurriendo”.

Por la región Sur, que comprendería Bolívar, Delta Amacuro, y regiones cercanas, hay difteria, tosferina, sarampión, propagadas en las zonas indígenas. Por el norte oriental (Anzoátegui, Sucre), malaria y difteria, en la región central (Carabobo, Aragua), malaria, sarampión y difteria, como igual mal de chagas; por el occidente (Falcón, Zulia, Lara), difteria, también malaria, tuberculosis y hasta escabiosis, mientras que por los andes, el brote del mal de chagas, que por igual se registran casos en Carabobo.

Por ello, dijo que no debe haber prioridades de una región sobre otra, porque estamos sumidos en epidemias a lo largo del país, lo cual también indica el incumplimiento de las metas de vacunación, por debajo del 50%.

En cuanto a los pacientes con enfermedades catastróficas, como cáncer, problemas renales, los que sufren Sida y VIH, parkinson y otras afecciones, es porque hay retrasos en la entrega de los medicamentos que el Estado siempre les ha entregado.

Reveló que la situación es tan grave que la Organización Panamericana de Salud está trayendo personal para nuestro país, para estudiar y analizar este resurgimiento de patologías, muchas de ellas erradicadas hasta por 20 años. Entre las que se incluye el mal de chagas.

Mientras que sobre las declaraciones dadas por el Ministro de Salud, Luis Lopez, sobre que ha bajado el número por casos de malaria, replicó Orihuela que es contrastante, porque la cifra que da el gobierno de 145 mil casos en este primer trimestre del 2018 más bien luce significativo ante lo reportado el año pasado, que llegaron a los 500 mil. Aunque no hay vacuna, es controlable con medidas de saneamiento ambiental y fumigación.

Hay que redoblar y multiplicar los esfuerzos y los recursos, recuperar la planificación estratégica para las jornadas de vacunación, no de una semana para otra, en salud no se puede improvisar como se viene haciendo, insiste Orihuela. Mientras que a la población, recomendó lavar bien los alimentos, porque por allí es una vía para el mal de chagas; hierva el agua así sea potable, por lo menos 10 minutos y guardarla bien tapada. También, exigir y reclamar el cumplimiento de sus derechos.

La excusa del gobierno para no aceptar la ayuda humanitaria que han ofrecido varios países, de que se trata de una guerra de la comunidad internacional para una posible intervención es “cuento del camino”. “Tiene que darse una presión nacional muy fuerte para que se pueda resolverse esta crisis de salud, que además refleja que la indolencia de este gobierno no tiene medición”.

El ex titular de Salud, también criticó que la adquisición de las seis toneladas de medicamentos al gobierno de Rusia es una gran irresponsabilidad, cuando otros países europeos han ofrecido ayuda humanitaria, por lo cual se ahorraría mucho, y solo obedece a políticas de ideologización.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.