Ex ministro venezolano, Rafael Ramírez. (AFP)

El exministro de Energía y expresidente de la estatal petrolera PDVSA Rafael Ramírez negó hoy tener vínculos familiares con José Ramón Sánchez Rodríguez y Luis Mariano Rodríguez Cabello, cuya extradición ha solicitado Venezuelaa España por supuestos delitos de corrupción.

“Estos dos señores, José Ramón Sánchez Rodríguez y Luis Rodríguez Cabello no son primos míos, ni siquiera los conozco de trato ni por ningún tipo de relación de nada”, dijo Ramírez a Efe en una entrevista telefónica.

El exministro de Energía y exrepresentante de Venezuela ante la ONU está actualmente exiliado, aunque en paradero desconocido, y alega ser un perseguido del Gobierno de Nicolás Maduro, al tiempo que señala que hay una supuesta campaña coordinada desde el Gobierno venezolano para dañar su nombre.

En un comunicado, Ramírez dijo que le “han advertido” de que Maduro estaría “coordinando acciones con el nuevo Gobierno de España, para cumplir su agenda de persecución y odio” en su contra.

“Todas estas acciones, son producto de las negociaciones secretas que conducen los personeros que ha enviado Maduro a Madrid, para extraditar perseguidos políticos entre ambos países”, señaló en el comunicado.

Ismael Oliver, abogado en España de Sánchez Rodríguez y Rodríguez Cabello, dijo a Efe este domingo que sus clientes son primos del expresidente de Petróleos de Venezuela (PDVSA) lo que, según Ramírez, “es totalmente falso”.

Un tribunal español celebró el pasado miércoles una vista correspondiente al proceso de extradición de Sánchez Rodríguez, pero todavía no se ha establecido la comparecencia ante la Audiencia Nacional de España de Rodríguez Cabello.

La Fiscalía española se ha mostrado ya a favor de extraditar a Venezuela a esos dos venezolanos.

Según Oliver, los dos se entregaron en una comisaría de Madrid cuando estaban solicitando asilo político en España y al conocer que Venezuela había cursado una orden de detención contra ellos.

Ambos están acusados por su país de corrupción pasiva, tráfico de influencias, blanqueo y asociación para delinquir por haber contribuido al desvío de millones de euros de PDVSA, un caso que se investiga en el país suramericano y también en Andorra, donde algunos de los implicados blanquearon el dinero por medio de la Banca Pública Andorrana (BPA).

Ramírez criticó al letrado español de los dos venezolanos, de quien dijo que “trata de usar mi nombre para decir entonces que sus clientes son víctimas de una persecución política contra Ramírez y nada que ver, ni conozco a esta gente ni se en qué lío están metidos”.

El expresidente de PDVSA señaló que sí es primo hermano de Diego Salazar, detenido hace casi un año en Venezuela y recluido en los calabozos del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) por estar vinculado al caso de la BPA, donde supuestamente tendría casi 200 millones de dólares. EFE




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.