Con motivo de la conmemoración del Bicentenario de la Batalla de Carabobo, la Arquidiócesis de Valencia realizó una misa de acción de gracias la cual fue presidida por el Cardenal Baltazar Porras desde la Catedral de la capital carabobeña.

En sus palabras la autoridad religiosa aseveró que esta fecha patria debe ser propicia para preguntarse si la batalla por la libertad, la igualdad y la fraternidad está ganada o es materia pendiente para que Carabobo sea signo de liberación de los males que aquejan actualmente a la sociedad venezolana.

Monseñor Porras acotó que una nación se construye y consolida con el trabajo y participación de todos los estratos civiles de la sociedad. “Las batallas de cada día pasan por la superación de los problemas que impiden la convivencia, la crisis que vive Venezuela es la mayor en toda la historia”.

Para el Cardenal Baltazar Porras la situación que vive Venezuela es una batalla que hay que librar desde el ámbito ético y espiritual.

Vacunación masiva

La autoridad religiosa expresó que no se puede esperar más por la ayuda humanitaria, que pasa por la vacunación masiva contra la COVID-19 así como por la alimentación y la atención sanitaria de los venezolanos con preferencia para las personas más pobres.

El cardenal Baltazar Porras recordó que hace 50 años el episcopado nacional se congregó en el centro religioso para conmemorar el sesquicentenario de la Batalla de Carabobo.

También se refirió al aporte civil en los hechos históricos, que ha sido apartado y dejado en las penumbras para darle más privilegio a lo militar y las armas como parte de la tradición gubernamental venezolana.

Para el prelado, el bicentenario es motivo especial de celebración nacional, considerada como la gesta más importante para la independencia de Venezuela que sacrificó a hombres, niños, mujeres y ancianos.

Monseñor Reinaldo Del Prette, arzobispo de Valencia, realzó la importancia de esta batalla que selló la independencia y soberanía de Venezuela. Aseveró que a 200 años de aquella gesta, aún falta camino por recorrer para construir una patria justa y digna para todos los venezolanos.

Por motivo de la pandemia de la COVID-19 el aforo a la Catedral de Valencia fue limitado.En la eucaristía estuvieron presentes el Cardenal Jorge Liberato Urosa Savino y representantes de la iglesia de Cumaná, Barinas y la Diócesis de Puerto Cabello.

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.