Y casi que la más poderosa de todas, ¡vivimos gracias a él! Como con todas las energías potentes, capaces de transformar, lo más sensato sería encontrar ese punto medio, en el que evitamos los extremos para protegernos de sus riesgos y así recibir todos sus  beneficios… que son muchos.

Los especialistas se encargan de recordarnos que nos protejamos del sol, convirtiéndolo una especie de enemigo, un caballero de armadura dorada dispuesto a quemarnos, envejecernos y deshidratarnos!

Pues si, a protegernos siempre. Porque nuestro sol brilla con más intensidad y menos protección natural que nunca. Tomemos el sol por la mañana, o por la tarde, cuando el sol acaricia la piel, y no la “fríe”. Asa evitamos las quemaduras, el envejecimiento y arrugas de la piel, dando ese aspecto de cuero viejo y tostado que es todo menos atractivo… por mucho que nos guste “lucir moreno”.

Y… no olvidemos nuestro sombrero, lentes de sol y aferrémonos a nuestra gran botella de agua para mantenernos hidratados!

Pero… más allá de estas precauciones, que no son distintas a la larga lista que deberíamos decidir tomar o no en otros muchos campos (alimentación, ejercicio, entre otros) hoy, quería centrarme en el maravilloso efecto emocional que tiene sobre nosotros la luz solar. Es un punto en el que los especialistas se preguntan si los beneficios del sol podrían superar los riesgos que conlleva. Como con todo, depende de por dónde lo mires y cómo lo vivas.

El sol es una medicina de efecto inmediato para el optimismo, la felicidad, el buen humor y la energía. Cuando vamos a disfrutar de el,  nos ponemos más guapos, nos vestimos con colores, socializamos, nos destapamos, mostrándonos como somos, y por lo tanto, estamos más en contacto con nuestros cuerpos. Esos días  nos entranmàs ganas de cuidarnos, de comer más sano y ligero y de compartir y disfrutar de un mundo que luce mucho más bajo la luz del sol.

¡¡Sí!! Aprovechemos con precaución esa vitamina “S” ¡¡jajaja!!  “S “ de sol que aunque no existe  científicamente, esa vitamina nos llena de más energía positiva.  ¡¡Dale que tú puedes!!

Para mayor información sigue a @michellepeiret o escríbele a [email protected]

 

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.