Se ha hablado mucho acerca de que si tenemos riesgo para unas u otras enfermedades, pero ¿qué es el alto riesgo?

Es la mayor probabilidad que tenemos de sufrir una enfermedad, si nos comparamos con la población en general.

En el caso del cáncer de mama, apenas algo menos del 10% corresponden a un riesgo genético. Pero entonces, ¿ qué pasa con el restante 90%?

Son los correspondientes al llamado cáncer de mama esporádico, es decir aquellos que no tienen una relación conocida con una mutación genética… y ¿hay alguna forma de reconocer si alguna persona tiene algún riesgo elevado de sufrir la enfermedad sin tener las mutaciones?

Para eso contamos de una serie de variables que se han denominado factores de riesgo, los cuales se pueden dividir en dos grandes grupos, modificables y no modificables.

Los primeros como ya veremos más adelante son aquellos factores que nosotros podemos hacer cierto intervencionismo sobre ellos para minimizarlos y los segundos pues son aquellos que hagamos lo que hagamos no los podemos modificar.

Vamos a comenzar por los factores de riesgo no modificables y son:

Género:

Si bien es una enfermedad que predomina en el género femenino no quiere decir que sea exclusiva del mismo ya que entre el 1 al 2% de estos casos ocurren en el masculino

Edad:

A mayor edad mayor riesgo de sufrir enfermedad, sin embargo va a llegar un momento de la vida que por seguir teniendo más cantidad de años el riesgo no va a seguir aumentando si no que tiende a estabilizarse.

Menarquia:

Esta palabra significa la edad a la que se desarrolla la mujer y si bien es un factor no modificable también es verdad que en algunas situaciones de pubertad precoz hay una serie de medicamentos que se pudieran emplear para retrasarla un tiempo. Cuanto más temprano se desarrolla una mujer más riesgo tendrá de sufrir la enfermedad

Menopausia:

Es la edad a la que la mujer tiene su última regla. Si bien se considera un factor de riesgo no modificable, también pudiera ser modificable cuando realizamos bien una extirpación quirúrgica de los ovarios o con algunos medicamentos que paremos la actividad hormonal de la mujer. A mayor edad que ocurre la menopausia, mayor riesgo de tener cáncer de mama.

La justificación de estos dos últimos factores “menarquia y menopausia” es que cuanto más temprano se desarrolle y más tardío ocurra el cese de la actividad hormonal significa que la mama estará mayor cantidad de tiempo sometida a influjos hormonales. Debemos recordar que estos estímulos pueden actuar sobre las células incrementando la actividad de proliferación, es decir, multiplicación.

Vamos ahora a conversar un poco acerca de los factores modificables, ya que sobre ellos es que podemos hacer mayor cantidad de maniobras para disminuir el riesgo

Edad del primer embarazo y lactancia:

Numerosos estudios hablan a favor que si se tiene el primer hijo (y sobre todo si se da de lactar) antes de los 30 años el riesgo disminuye; esto es debido a que es la única forma que tiene las células mamarias a su máximo nivel de maduración y estabilidad.

Sobrepeso:

Un punto importante de estudio; en los últimos 5 años hay cerca de 570 artículos publicados acerca de este tópico solo vinculándolo con el cáncer de mama.

En un artículo escrito en el British Journal of Cancer, encuentran al analizar 10 años de seguimiento y casi 25 mil personas como la obesidad fue un factor de riesgo asociado al cáncer de mama a cualquier edad.

Dieta:

El consumo de frutas, vegetales se ha asociado con la disminución del riesgo, pero si el consumo comienza desde la adolescencia o en adultos jóvenes, el efecto protector tiende a ser mayor. Igualmente tenemos estudios con la dieta mediterránea (abundante en frutas, vegetales, legumbres, aceites vegetales y de pescado ricos en omega 3) ayuda a disminuir el riesgo de todos los subtipos de cáncer de mama, sobre todo los triple negativos.

Cigarrillo:

Ya se ha escrito mucho acerca de los efectos perjudiciales del cigarrillo, pero no solo de los fumadores activos, sino, que incluso las fumadoras pasivas tienen un riesgo algo mayor de sufrir esta enfermedad que las no fumadoras, Como dato curioso, en los últimos años se han publicado solo evaluando la adicción de fumar con el riesgo de cáncer de mama cerca de 360 estudios según pubmed (la mayor base de datos de revistas médicas del mundo).

Sedentarismo Vs. ejercicios:

En un artículo pasado pudimos leer sus beneficios. Te invito a leerlo en https://mastologiahlf.com/deporte/

 

Radiaciones previas:

Es conocido que aquellas personas que durante la infancia o adolescencia debieron recibir tratamiento de radiación por alguna enfermedad, sobre todo si esta se recibió a nivel del tórax, deben ser vigiladas desde edades más precoces ya que existe un aumento en el riesgo de sufrir cáncer de mama.

Alcohol:

El consumo de bebidas alcohólicas produce un riesgo que se incrementa de acuerdo a la cantidad de la ingesta. Este estudio que anexamos es un meta-análisis (estudio que reúne varios trabajos) y se logra evidenciar que aquellas mujeres que tenían una ingesta de un trago diario presentaban un riesgo del 10% adicional a sufrir cáncer de mama que aquellas mujeres que no consumían bebidas alcohólicas.

Modelos de riesgo:

Con todos estos datos podemos incluirlos en diversos modelos matemáticos y nos dará como respuesta si poseemos un alto riesgo para sufrir la enfermedad desde un punto de vista meramente estadístico, pero ¡OJO! que en algunos modelos podemos salir como riesgo promedio y en otros como riesgo aumentado, por eso esto hay que saber interpretarlo, ya que sino, parafraseando a mi buen amigo, profesor del Máster de Senología de la Universitat de Barcelona y quien fuera mi tutor en la monografía, el Dr. Miguel Prats de Puig, “no convirtamos el alto riesgo en una enfermedad”.

®2018 Dr. Humberto López-Fernández

Me puedes seguir por Twitter, Instagram y el canal de Telegram como @mastologiaHLF

Te invito a conocer mi Blog en www.mastologiahlf.com




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.