COMPARTE


Vecinos de esta zona del sur de Valencia estimaron que las tuberías del sector ya no dan abasto. (Foto Héctor Freile)

Sara Pacheco

Desde hace 15 días se desbordan las aguas negras en La Bocaína I-B, sector 18. El fuerte olor se percibe antes de entrar a las calles Bolívar y 19. Mosquitos rodean las cloacas en medio de la vía.

Vecinos de esta zona del sur de Valencia estimaron que las tuberías del sector ya no dan abasto para la gran población existente. Desde hace 40 años no se cambian. Junto a la casa había un bote pequeño que se originó hace un año, explicó María Montilla. Hace dos semanas empezó a brotar la cloaca de las bocas de visita en la calle, además de los acueductos en cada residencia, lo que desarrolló el colapso general. En algunas casas los desechos se devuelven por las cañerías.

“Esto está horrible. Los martes y los viernes que llega el agua salen grandes cantidades que corren por toda la calle”, expresó María. Agregó que eso demuestra que posiblemente las tuberías de aguas negras y blancas estén unidas. Miembros de la comunidad han realizado los llamados pertinentes sin recibir respuestas.

“Yo fui a Hidrocentro y me dijeron que no había camión. Anotaron mis datos y dijeron que me llamarían. Estoy esperando la llamada desde hace una semana”, manifestó Ligia Corro, vecina, quien se vio en la necesidad de destapar su acueducto para que el agua residual saliera directamente a la calle. “El patio se me inundaba”.

Criticó la falta de atención por parte de la junta comunal de la zona, quienes no se han pronunciado al respecto. Esta comunidad de Miguel Peña exige atención inmediata por parte de las autoridades.

Ocho años con cloacas desbordadas en Bella Vista I

El olor putrefacto se percibe en el inicio de la calle Páez de Bella Vista I sector I. A unos pocos metros se entiende claramente la razón. Una boca de visita desborda constantemente agua tan negra que ya no parece líquido. El largo recorrido trae todo tipo de molestias. Hace algunas semanas un policía fue ultimado en la zona mientras frenaba su moto para pasar por el río de cloacas. Lo venían siguiendo.

Algunos miembros del consejo comunal se negaron a hablar con la prensa, pues aseguraron que ya están cansados de dar declaraciones e incluso denunciar ante las autoridades. El brote de aguas residuales tiene ocho años.

En la gestión del entonces alcalde Edgardo Parra una cuadrilla acudió al sitio. “Yo les dije como tenía que ser la obra, de hecho yo soy plomero y trabajé en algo igual en Trapichito. Pero me dijeron que como no tenía un título de ingeniero no podía opinar”, expresó Obet Martínez. El trabajo final realizado duró ocho días. Desde entonces viven entre aguas negras. Expresaron sentirse olvidados e ignorados por los organismos.


(Foto Héctor Freile)




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.