COMPARTE

Cindy Rodríguez Terán | crodriguez@el-carabobeno.com

Panaderías
de Puerto Cabello sucumbieron ante la falla en la distribución mensual de
harina de trigo. En algunos locales, en vez de encontrar el tradicional pan,
los compradores se toparon con un cartel que anuncia el “no hay”. En otras
producen una cantidad diaria y cuando se acaba prefieren bajar cerrar el local.

Hasta cinco panaderías entre el casco central y Rancho Grande
fueron visitadas por Stefanny Terán, quien esperaba comprar un pan campesino, como lo hace a
diario. Dos cerraron a las 6:00 p.m debido a la carencia de harina. En las
otras tres no se expendió pan de
ningún tipo porque ya se había acabado la producción del día.

En sectores como La Sorpresa la situación es similar. Panaderos,
que prefirieron no ser identificados, explicaron que el problema es la
disminución de la cuota mensual de harina de trigo que otorga la Compañía
Anónima Molinos Nacionales (Monaca), que bajó
35%. Antes recibían 120 sacos, y ahora solo 80, mientras que el consumo de pan sigue aumentando todos los meses.

Debido
a esta disminución del recurso principal, las panaderías no ofrecen la variedad
a la que estaban acostumbrados los porteños. Incluso, algunas prefieren
expender solo pan campesino y dulce para lograr rendir la harina de trigo hasta
que sea autorizada la distribución del mes entrante, porque si buscan otra
forma de comprarla deben pagar hasta 4.000 bolívares por saco. 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.