COMPARTE


La mayor parte de las ensambladoras está paralizada en el país. (Foto Archivo)

Alfredo Fermín

Acción Democrática propone al gobernador Francisco Ameliach que exija al Ejecutivo nacional, la paralización de despidos de trabajadores de las empresas Chrysler de Venezuela, General Motors, Macusa y que deje sin efecto la anunciada importación de 13 mil vehículos chinos, porque liquidaría la industria nacional automotriz.

Antonio Ecarri, vicepresidente nacional de AD, y el secretario general de este partido, Rubén Limas sostuvieron, la semana pasada una entrevista con el gobernador del estado en el inicio de un diálogo para así evitar la pérdida de 100 mil empleos por la paralización de la industria automotriz en Carabobo.

Ecarri destacó que la solicitud se sustenta en que, ante el Ministerio del Trabajo, existen 119 expedientes de calificaciones de despidos contra los trabajadores de Chrysler de Venezuela y 500 de General Motors. En la empresa Macusa la cifra es de 75 de las 150 personas que están en la nómina. Toyota y Ford no han hecho la petición, pero ya informaron a los sindicatos que tienen que hacer recortes de personal, indicó Antonio Ecarri.

La mayor parte de las ensambladoras está paralizada en el país porque se les agotaron los materiales de producción y las que están en funcionamiento, fabrican 10 unidades diarias. Antes de esta crisis producían entre 300 y 400 automóviles.

José Luis Hernández, presidente de la Cámara de Fabricantes Venezolanos de Productores Automotores, Favenpa, informó que, el descenso de ensamblaje de vehículos comenzó en 2007. En ese año se fabricaban 200 mil unidades anuales. En 2013 la producción fue de 72 mil unidades.

Antonio Ecarri considera que los trabajadores no pueden ser las primeras víctimas de “todo este dislate económico”, en el cual se le da prioridad a la importación de vehículos en detrimento del desarrollo interno del sector. “Sería un contrasentido que, mientras se dialoga para resolver el problema de las ensambladoras de vehículos, se importen 13 mil carros chinos, lo que sería la estocada final para liquidar la industria automotriz especialmente en Carabobo”.

Ante la afirmación de Damiano Del Vescovo, presidente de Fedecámaras Carabobo, de que este organismo no necesita intermediarios con el gobierno para solventar sus problemas, Ecarri respondió que Acción Democrática, nunca será el intermediario de empresarios, sobre todo si ellos no lo requieren, pero que si lo será de los trabajadores aunque estos no lo soliciten, porque ellos necesitan la ayuda de todo el mundo. “En el sector de los trabajadores nunca hemos encontrado ingratitudes, ni mezquindades porque ellos no tienen otros intereses distintos a los de su clase”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.