El departamento de Salud de Helmand dio un balance de 29 muertos y 60 heridos en su página de Facebook, casi dos horas y media después del atentados. (AFP)
COMPARTE

Un coche bomba causó cerca de 30 muertos al estallar este jueves frente a un banco de Lahskar Gah, en el sur de Afganistán, mientras civiles y militares hacían cola para cobrar sus salarios, declararon unos responsables locales.

La explosión, que también dejó unos 60 heridos, tuvo lugar hacia el mediodía ante una sucursal del New Kabul Bank, en en el centro de la capital de la provincia de Helmand.

El departamento de Salud de Helmand dio un balance de 29 muertos y 60 heridos en su página de Facebook, casi dos horas y media después del atentados.

El director del hospital gubernamental Bost, Mulá Dad Tabidar, confirmó ese balance de víctimas que, según él, podría empeorar.

El atentado, que no ha sido reivindicado hasta el momento, se llevó a cabo con un coche bomba, indicó el responsable de la policía provincial, Aqa Noor Kentoz, a la televisión Tolo News.

“Los civiles y los militares esperaban en fila india para poder cobrar sus salarios” cuando explotó el vehículo, precisó.

La misma sucursal del New Kabul Bank ya había sido blanco de un ataque en febrero en circunstancias similares.

El atentado reivindicado entonces por los talibanes había causado seis muertos y una veintena de heridos.

Noche del destino

Lashkar Gah está practicamente cercada por los talibanes, que controlan tres cuartas partes de la provincia de Helmand, principal zona de producción de la adormidera, la planta de la que se extrae el opio, mayor fuente de ingresos de los insurgentes, que cobran impuestos a los productores.

Afganistán celebra este jueves la Noche del Destino, una celebración importante en los últimos días del Ramadán, el mes de ayuno que terminará el domingo o el lunes con la festividad del Eid al Fitr.

Este periodo especial para los musulmanes hace temer un incremento de los ataques de extremistas islamistas, que piensan alcanzar el paraíso llevando a cabo ataques suicidas durante este periodo sagrado para los musulmanes.

El país ha vivido un recrudecimiento de los ataques en las últimas semanas, entre ellos uno que causó 150 muertos y 400 heridos el 31 de mayo en el barrio diplomático de Kabul. Ese atentado, el más mortífero desde 2001, no ha sido reivindicado.

Los talibanes asumieron la responsabilidad de numerosos atentados contra las fuerzas de seguridad afganas, que dejaron decenas de soldados y policías muertos.

Los extremistas también reconocieron estar detrás de operaciones contra las fuerzas occidentales, cuya marcha reclaman, mientras el Pentágono estudia el envío de miles de soldados para reforzar a los 8.400 militares que ya tiene en Afganistán, en el seno de la fuerza de la OTAN.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.