El gobernador de Illinois, Bruce Rauner. (EFE)
COMPARTE

El gobernador de Illinois, Bruce Rauner, firmó hoy la ley TRUST, que convierte al estado en un “modelo nacional” de santuario para medio millón de indocumentados, en un nuevo revés para los intentos de la Administración del presidente de EEUU, Donald Trump, de realizar deportaciones masivas.

“Illinois le ha dado la bienvenida a los inmigrantes durante mucho tiempo y con esta ley continuará esa tradición”, declaró el gobernador republicano en la ceremonia que colmó las instalaciones de un restaurante muy popular del barrio mexicano La Villita, en Chicago.

“No fue fácil, pero logramos aprobar una ley muy razonable”, dijo Rauner, quien fue criticado duramente por los legisladores más conservadores de su partido por su decisión de firmar esta legislación.

A partir de hoy, indicó el gobernador republicano, “queda bien claro que el combate del crimen violento será ahora la misión de las fuerzas del orden, y no realizar tareas que han sido declaradas ilegales por una corte federal”.

La ley no prohíbe contactos entre las policías locales e Inmigración, pero limita la actuación de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) en los casos en que no se disponga de una orden judicial de detención.

Como ya ocurre en Chicago desde hace 43 años, los policías en todo el estado de Illinois no podrán preguntar por el estatuto migratorio de las personas o detenerlas por ser indocumentadas.

La medida también creará “zonas seguras” donde los agentes de ICE no podrán ingresar, como escuelas, iglesias y hospitales, a menos que presenten una orden judicial de arresto.

Igualmente se prohibirán los registros de extranjeros basados en nacionalidades o religiones, como el propuesto por Trump para los musulmanes, y se prohibiría el uso de prisiones privadas para recluir a indocumentados a la espera de ser deportados.

Para la representante demócrata Lisa Hernández, una de las promotoras de la ley, Illinois se ha convertido en “modelo nacional” de la protección a los inmigrantes, “en momentos en que se necesita más protección que nunca”.

A su vez, el senador demócrata Martín Sandoval, que también auspició la ley, dijo que todos los habitantes del estado “serán tratados de la misma forma y con dignidad” por el gobierno federal.

Las administraciones que ofrecen santuario se encuentran bajo ataque de Trump, que firmó en enero una orden ejecutiva para tratar de evitar que estas reciban subvenciones federales.

El alguacil Tom Dart, del condado de Cook, el mayor del estado y donde se asienta Chicago, dijo que la violencia en esta ciudad se encuentra en niveles inaceptables y la policía local tiene que enfocarse en su trabajo.

“Para ello necesitamos la colaboración y el apoyo de la comunidad, algo imposible si tienen miedo de la Policía y de ser deportados”, agregó.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.