COMPARTE

En estos tiempos, podemos encontrar una amplia variedad de jabones que, además de desinfectar nuestra piel, nos permiten hidratarla y protegerla contra infecciones.

Estos productos se han vuelto imprescindibles en nuestra rutina de cuidado personal y, de hecho, son nuestro complemento para estar jóvenes y radiantes. El problema es que muchas de las presentaciones comerciales contienen químicos que pueden ser agresivos con el pH y, aunque no siempre hacen daño, en algunas producen reacciones alérgicas.

Debido a esto muchas están buscando alternativas de origen natural, ya que hay varias fórmulas que nos permiten elaborarlos en casa con ingredientes más saludables.

Entre estas nos encontramos con un jabón artesanal de avena y miel que, por su rica composición nutricional, nos permite hidratar y exfoliar la piel.

¿Te animas a probarlo?

Jabón artesanal de avena y miel para hidratar tu piel

El jabón artesanal de avena y miel se ha tornado popular en los últimos años, no solo por su fórmula suave, sino porque sus nutrientes revitalizan la piel, sobre todo cuando tiende a ser seca.

Libre de químicos agresivos o añadidos industriales, es una receta que nos permite remover los residuos que se acumulan en la superficie cutánea, facilitando su proceso de oxigenación.

No altera la actividad de las glándulas sebáceas y, por lo tanto, es apta para todos los tipos de pieles.

La miel de abejas se ha considerado un cosmético natural desde hace cientos de años.

¿Cómo preparar este jabón artesanal de avena y miel?

Para aprovechar al máximo los beneficios de la avena y la miel para la piel, te compartimos una sencilla receta para combinarlos en un jabón artesanal.

Nota: asegúrate de conseguir miel 100 % orgánica, ya que muchas presentaciones están elaboradas con azúcar y no tienen sus mismas propiedades.

Ingredientes

1 barra de jabón de glicerina

3 cucharadas de miel de abejas (75 g)

3 cucharadas de copos de avena (30 g)

1 cápsula de vitamina E

Utensilios

Recipiente resistente al calor

Cuchara de madera

Moldes para jabón

Preparación

Introduce la barra de jabón de glicerina en un recipiente resistente al calor y ponla a derretir en el microondas o al baño María.

Cuando esté fundido, agrégale las cucharadas de miel y los copos de avena, y remueve con una cuchara de madera.

Asegúrate de que todo quede bien integrado y, a continuación, agrégale el contenido de una cápsula de vitamina E.

Deja reposar el producto a temperatura ambiente durante 5 minutos y viértelo sobre los moldes para jabón.

Espera que se solidifique bien, desmóldalo y procede a utilizarlo.

Modo de aplicación

Humedece la piel y frótale el jabón con suaves masajes circulares.

Deja que sus componentes actúen 3 o 5 minutos y enjuaga.

Úsalo todos los días.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.