Emmanuel Macron, presidente de Francia. (EFE)

El presidente de Francia, Enmanuel Macron, inicia una visita de dos días a Túnez con una importante carga comercial y política, y el objetivo declarado de impulsar la única de las transiciones democráticas que sobrevive a la asfixia de las “Primaveras árabes”.

El mandatario europeo será recibido a pie de pista por sus colega tunecino, el nonegenario Beji Caíd Essebsi, y luego ambos partirán juntos hacia el palacio de Cartago donde mantendrán una breve charla antes de comparecer ante la prensa.

Momentos después, Macron se entrevistará con el primer ministro, Yusef Chahid, con quien analizará la crisis económica y la agitación social que Túnez ha vuelto a vivir en el comienzo de este año, y que ha significado un eco de las protestas populares que en 2011 acabaron con la dictadura de Zinedin el Abidín ben Ali.

Desde entonces, el país norteafricano atraviesa una severa crisis económica y social que ha puesto en riesgo los tangibles avances en el terreno político, especialmente en su camino hacia un sistema democrático.

La situación se agravó todavía más en 2015 tras una serie de atentados yihadistas que segaron la vida de 72 personas -60 de ellas visitantes extranjeros- y hundieron el turismo, uno de los pilares de su frágil economía.

Ante esta coyuntura, el Fondo Monetario Internacional (FMI) concedió a Túnez en 2016 un crédito por valor de dos mil 500 millones de euros que ha aumentado la presión sobre el país sin atajar sus dos principales problemas estructurales: la corrupción, endémica desde la dictadura, y el paro.

Las políticas de austeridad y los recortes exigidos a cambio por el FMI desencadenaron en el inicio de este año nuevas protestas populares en todo el país, reprimidas de forma violenta por las fuerzas de Seguridad.

En este contexto, Macron llega a Túnez al frente de una amplia delegación política, que incluye a los ministros de Asuntos Exteriores, Jean Yves Le Drian, y Educación, Jean-Michel Blanquer, así como una ambiciosa cohorte de empresarios -como el polémico Xavier Niel (operadora de telecomunicaciones Iliad)-, intelectuales y miembros de la sociedad civil.

Con estos últimos se reunirá el jueves tras visitar el Parlamento y ofrecer un discurso, como ya hicieran el pasado año la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Parlamento Europeo (PE), Antonio Tajani.

Fuentes diplomáticas explicaron a Efe que, para el Elíseo, “la relación con Túnez es estratégica y prioritaria” y que está marcada “por la línea del optimismo” pese a las protestas y el retraso de algunas de las reformas, en especial las económicas.

Y que el objetivo de Francia, al igual que el del resto de los estados de la Unión Europea, es “sostener la transición tunecina como ejemplo de proceso de democratización en el Mediterráneo”, una idea que Macron defenderá en su discurso.

Las mismas fuentes aseguran que, además de la política y la economía -ésta en el marco de una gran conferencia que se celebrará igualmente el jueves-, la educación y la seguridad serán los otros dos ejes que vertebrarán la visita.

En este sentido, durante el viaje se firmaran una serie de acuerdos bilaterales en sectores como el comercio, la enseñanza universitaria, la cooperación cultural y la seguridad que siguen a los rubricados durante la visita que Essebsi realizó el pasado año a París.

Un paquete de compromisos que los expertos tunecinos esperan que se puedan cumplir en un plazo breve y que no queden en simples promesas, como denuncian ha pasado con acuerdos firmados en el pasado, en particular en los meses posteriores a la revolución y tras la ambiciosa conferencia de inversores “Túnez 2020”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.