COMPARTE
Una juez de Madrid ordenó exhumar al pintor Salvador Dalí, fallecido el 23 de enero de 1989 y enterrado en su museo de Figueres (Girona), a fin de obtener muestras de su cadáver que permitan determinar si es el padre biológico de Pilar Abel, una gerundense nacida en 1956 que presentó una demanda para ser reconocida como hija del artista. El estudio del ADN del cuerpo del artista es necesario ante la falta de otros restos biológicos o personales con los que practicar la comparativa con la demandante, explicó la magistrada.
Según indica en un auto la juez encargada del caso, María del Mar Crespo, titular del Juzgado de Primera Instancia número 11, “es necesaria la prueba biológica de investigación de la paternidad de María Pilar Abel Martínez respecto de D. Salvador Dalí Domenech”, al “no existir restos biológicos ni objetos personales sobre los cuales practicar la prueba por el Instituto Nacional de Toxicología”.
Contra esta decisión cabe recurso de reposición en el mismo juzgado. Según el abogado de la demandante, Enrique Blánquez, aún no hay fecha para proceder a desenterrar el cadáver del genial surrealista, aunque consideró que “podría tener lugar el próximo mes de julio”.
Pilar Abel Martínez, nacida en Figueres en 1956, dice ser hija de Salvador Dalí y lleva luchando para que se reconozca su parentesco desde 2007. Su madre, que era natural de Pineda de Mar (Barcelona), le contó que había mantenido una relación clandestina con el pintor en Port-Lligat (Cadaqués), donde ella trabajaba como empleada de una familia que pasaba temporadas en la localidad. Sin embargo, en 1955 abandonó el trabajo y volvió a Castelló d’Empúries, de donde era vecina. Allí se casó y meses después, el 1 de febrero de 1956, nació ella.
Según la demandante, la primera vez que escuchó que era hija de Dalí fue en boca de su abuela paterna, quien le repitió en varias ocasiones “sé que no eres hija de mi hijo, que lo eres de un gran pintor, pero te quiero igual” y la acusaba de ser “rara como su padre [en referencia a Salvador Dalí]”.



Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.