La red de teleférico de La Paz, la más extensa situada a mayor altura en el mundo, despierta un creciente interés en Suramérica, donde varios países pueden replicar su modelo, aseguró hoy el presidente de Bolivia, Evo Morales, al inaugurar una nueva línea de la red que une esa ciudad con El Alto.

“Algunos países de Suramérica nos han pedido que nuestro teleférico vaya a prestar servicios”, afirmó el mandatario.

Evo Morales destacó que la empresa estatal Mi Teleférico, responsable de esta red, ya es conocida mundialmente.

“Imagínense, por primera vez Bolivia, sus empresas del Estado, van a prestar servicios en el exterior”, añadió.

Morales subrayó de unas 60 organizaciones y casi un centenar de medios de comunicación de distintos países se interesaron por este sistema, que tal vez repliquen en otros países.

“Nuestro teleférico es único en el mundo”, aseveró, porque es el más largo, moderno, ecológico y rápido.

El mandatario recorrió la nueva línea, considerada emblemática por la empresa estatal ya que une el resto de recorridos entre La Paz y El Alto.

La línea blanca recorre casi 3 kilómetros con 131 cabinas con capacidad para tres mil pasajeros a la hora, a través de 4 estaciones entre las que se tarda unos 13 minutos, tras una inversión cercana a los 60 millones de dólares.

El recorrido inaugural congregó a cientos de personas, convertido en acontecimiento en la ciudad con una jornada de acceso gratuito.

Tras la tradicional ofrenda a la Pachamama o Madre Tierra, el presidente prendió el encendido del sistema y recorrió el nuevo trayecto más una parte de otro en proceso de construcción.

“Nosotros lo hicimos posible”, comentaban los obreros al paso de la comitiva de Morales en el multitudinario acto inaugural.

El gerente de Mi Teleférico, César Dockweiler, destacó los precios asequibles de este transporte, a unos 0,43 centavos de dólar el primer recorrido y 0,28 cada transbordo, la mitad para personas con discapacidad, la tercera edad y estudiantes.

Esta es la sexta línea del sistema inaugurado en 2014, que desde entonces superó los 100 millones de viajeros, convertido en una alternativa al tránsito de vehículos en una ciudad de orografía complicada, situada en plenos Andes.

La red es el sistema urbano de transporte por cable más alto del mundo al encontrarse entre los tres mil 640 y cuatro mil metros entre la ladera de la montaña en La Paz, capital administrativa de Bolivia, y el altiplano en El Alto, segunda ciudad más poblada del país.

Ambas suman más de millón y medio de habitantes.

Además, se ha convertido en uno de los principales atractivos turísticos de La Paz y El Alto por las espectaculares vistas de la urbe y de los Andes que se disfrutan desde sus cabinas.

La red se completará con otras cinco líneas, cuatro de las cuales ya son construidas por la empresa austríaca Doppelmayr, que también instaló los teleféricos ya en funcionamiento.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.