Luego de más de un año de detención, el capitán de la GNB, Juan Carlos Caguaripano Scott fue pasado a juicio junto a otros militares vinculados con la toma del Fuerte Paramacay, en Valencia, el 6 de agosto de 2017. Durante la audiencia preliminar, realizada con catorce meses y cinco días de atraso, el militar reveló las violentas torturas a las que ha sido sometido por funcionarios del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional.

El Tribunal Tercero de Control de la Corte Marcial ordenó el pase a juicio. Lo hizo al término de la tercera sesión de una audiencia de presentación que debió haberse realizado el 26 de septiembre de 2017, 45 días después de la detención que se concretó el 11 de agosto de ese año.

El abogado Alonso Medina Roa narró que Caguaripano suministró en el juicio testimonios desgarradores de las torturas a las que fue sometido, al igual que los otros detenidos por la toma del fuerte Paramacay.

La Coalición por los Derechos Humanos y la Democracia, organización no gubernamental de abogados defensores de civiles y militares, criticó las reitadas violaciones al debido proceso en este caso. Susana Rojas, criticó el tiempo transcurrido desde la detención hasta la audiencia preliminar.

Rojas destacó en declaraciones a El Nacional web que el abogado de Caguaripano está muy impactado por las torturas físicas y psicológicas que le han infligido al militar. “Debemos recordar que él era uno de los que estaba detenido en La Tumba, un calabozo en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (Sebin) en Plaza Venezuela”.

Caguaripano es uno de los 402 presos políticos registrados en Venezuela,  de los cuales163 son militares, según la ONG

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.