Rescatistas buscaban víctimas del naufragio. (Foto EFE)
COMPARTE

El naufragio del barco de turismo “El Almirante” en el embalse de Guatapé, en el noroeste de Colombia, que dejó siete muertos y dos desaparecidos, es investigado por las autoridades que tienen versiones encontradas sobre los registros de la empresa Asobarcos, encargada del navío.

Mientras el ministro de Transporte, Jorge Eduardo Rojas, afirmó que Asobarcos, estaba “debidamente habilitada” para operar y tiene la documentación en regla, la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Claudia Lacouture, ordenó su cierre en Guatapé por no tener el Registro Nacional de Turismo.

“Ordenamos cierre de Asobarcos en Guatape. No tenía Registro Nacional de Turismo. Alcaldías en zonas turísticas deben hacer cumplir ley”, afirmó Lacouture en su cuenta de Twitter.

Entre tanto buzos especializados continúan trabajando para rescatar a las personas desaparecidas, según informó el director de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), Carlos Iván Márquez.

La tragedia ocurrió el domingo por la tarde cuando “El Almirante”, una embarcación de cuatro niveles utilizada para paseos cortos en el embalse de Guatapé, en el departamento de Antioquia, se hundió minutos después de zarpar.

En declaraciones que dio al final de la tarde, el funcionario redujo de nueve a dos el número de desaparecidos.

“Han reportado personas ubicadas en viviendas en Medellín y en Guatapé, lo que quiere decir que la cifra oficial son dos desaparecidos y siete fallecidos”, manifestó Márquez a periodistas.

Las desaparecidas son dos mujeres identificadas como Aura Estella Barragán, de 62 años, y Erika Quinchía, de 35.

“Dos hermanas mías fallecieron y estoy esperando información de otra de 69 años que se encuentra desaparecida. Ellas llegaron después de hacer un tour en la costa y al llegar a Guatapé se subieron a ese barco que explotó y las absorbió”, contó a Efe Jorge Barragán sobre su pariente que sigue sin ser hallada.

Familiares de los desaparecidos permanecieron hoy en un albergue adecuado en el Puesto de Mando Unificado (PMU), ubicado en el mismo malecón del que partió la embarcación.

Allí recibieron asistencia médica y psicológica al menos unas diez personas, que también sintieron la solidaridad de los lugareños con un altar levantado a pocos metros, donde depositaron arreglos florales, velas y mensajes de condolencias.

Más de una treintena de especialistas en actividades subacuáticas de los cuerpos de bomberos de Guatapé, Envigado, Rionegro y Medellín, además de buzos de la Armada colombiana y del club de buceo Orcas han realizado varias inmersiones que permitieron hacer un “barrido técnico, operativo y de evacuación”.

“Las condiciones son muy frías, con poca visibilidad y mucho sedimento. Eso dificulta mucho las labores”, relató Sebastián Monsalve, buzo de Orcas y experto en rescate.

El número real de personas a bordo, que venía siendo una incógnita porque estos barcos no suelen llevar un registro detallado, fue definido por las autoridades en 170 pasajeros y tres tripulantes.

Miembros de la Superintendencia de Puertos y Transporte se desplazaron a Guatapé para iniciar la investigación sobre el naufragio, en la que también participará la Dirección General Marítima (Dimar).

El ministro de Transporte afirmó hoy que “el barco, con capacidad para 280 personas, tenía las pólizas y todos los requisitos para funcionar”, y aunque indicó que “las cosas estaban al día”, serán las investigaciones las que dirán “si los chalecos eran suficientes”, pues varios supervivientes del naufragio denunciaron escasas medidas de seguridad.

Rojas desmintió que “El Almirante” hubiese sufrido meses atrás algún daño, pues la situación nunca fue reportada y en las indagaciones que realizaron “nos explican que simplemente se hundió la cola”.

Esa versión la corroboró el director seccional de Fiscalías de Antioquia, Carlos Jaime Tamayo, quien afirmó que ese problema que tuvo la embarcación en 2016 se debió a la avería en una manguera y “no por fallas estructurales”.

Tamayo, además, manifestó que durante la verificación que hizo hoy la Fiscalía en la zona del naufragio han aparecido “muchos salvavidas flotando”, pero añadió que no está “en capacidad de decir cuántas personas que iban en el barco lo usaban”.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.