Una vez más las proyecciones de siembra de maíz para el sector primario se ven en riesgo por la escasez de combustible que vive el país desde hace algunos meses y que viene afectado el normal desarrollo de procesos de cosecha del ciclo Norte Verano 2020-21.

De acuerdo a los cálculos de las asociaciones privadas, de contar con el combustible necesario  y teniendo los  insumos, que fueron adquiridos a precios internacionales por  las organizaciones de productores, se cultivarían  120.000 hectáreas de maíz en sus dos presentaciones. 

A pesar de contar con los insumos necesarios, adquiridos a precios internacionales, las asociaciones privadas señalan que la actual crisis de combustible solo permitirá el 10 por ciento de la meta de siembra de maíz que se tenía proyectada.

Gremios como la Confederación de de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro)  han realizado reiterados esfuerzos por establecer mesas de diálogo con ejecutivos del Gobierno, sin embargo no se han conseguido los resultados  necesarios.

Los productores de otros rubros también denuncian que no cuentan con diesel para acometer sus labores de cosecha, por lo que las materias primas de alimentos como frijoles y caña de azúcar se pierden en el campo.

Lee la nota completa en Minuta Agropecuaria.




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.