(Foto Andrés Galindo)

El Estado venezolano desprecia a los adultos mayores cuando no hace llegar las remesas completas a los bancos públicos y privados para que puedan pagar a los pensionados lo que les corresponde por derecho, sentenció el coordinador de la Asociación civil Defensa por los Derechos Civiles, Rafael Narváez. “Quienes dejaron años de su vida en la administración pública, hoy deben mendigar por una jubilación que les es colocada de forma irregular”.

Narváez recordó a las autoridades del Banco Central de Venezuela y de la Superintendencia de las instituciones del sector bancario, Sudeban, que un alto porcentaje de los jubilados y pensionados tienen que ver con adultos mayores, que son el débil jurídico según los principios legales. “Muchos padecen enfermedades crónicas y deben hacer colas durante horas a las puertas de las instituciones financieras para cobrar su dinero. Más del 40% de estas personas padece enfermedades renales, lo que incrementa el riesgo de muerte”.

Lee también: Cobro de pensiones por número de cédula no evitó las interminables colas

“Sudeban ha planteado un esquema de cobro incapaz”, denunció Narváez. “A nuestros abuelos se les asigna un día por terminal de cédula para retirar los fondos en los bancos, con lo que han logrado desviar la rabia hacia los bancos, pero es el Banco Central de Venezuela el único responsable directo al no querer decirle al país que no hay dinero”.

El activista calificó de inaceptable que jubilados y pensionados se hayan visto obligados a dormir a las puertas de los bancos para estar entre los primeros y poder cobrar completo. Los estados más golpeados por esta irregularidad son Mérida, Sucre, Táchira y Guárico, “Amanecen en colchonetas hipertensos, diabéticos y discapacitados por igual para hacer fila y cuando logran llegar a la caja, o se va la línea o no está el pago completo, por lo que se ven obligados a regresar a sus casas con rabia y frustración”.

Naváez instó a jubilados y pensionados a fortalecer el movimiento que los agrupa desde hace varios años. “La única forma de resolver esto es con presión de calle para que las autoridades de Sudeban nos reciban y nos expliquen qué pasa con el dinero o si es que estamos en un país totalmente quebrado”.

Es criticable, para el coordinador de la Asociación civil Defensa por los Derechos Civiles, que mientras el gobierno anuncia el descubrimiento de la mina de oro más grande del mundo, los jubilados no tienen como comer adecuadamente. Invitó al Defensor del Pueblo a que se acerque a hacer cola con la gente para que sienta su calvario y soporte el sol inclemente de aquellos que fueron abandonados por el Estado venezolano”.

 

 




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.