COMPARTE

Más allá de lo material, la temporada navideña es para compartir en familia. Y aunque en Venezuela, muchas familias no tendrán la disponibilidad de otros tiempos para una cena a todo dar; tampoco para hacer los acostumbrados regalos sobre todo para los pequeños y adolescentes, si se les aborda desde la honestidad, el amor y la comprensión, ellos entenderán de la mejor manera. Los niños y adolescentes, son más adaptables a los cambios que los adultos.

Lo que a ellos, más les llena es que se les involucre en las actividades que competen a la época decembrina; ya sea que se vaya a comprar algo o realizar algún paseo, se les invite a acompañar, dijo el doctor Oswaldo Laprea, médico pediatra y consejero de adolescentes, durante una entrevista en el programa Por Tu Salud, que se transmite por El Carabobeño Radio, de lunes a viernes de 11:30 a 12:30pm.

Tanto los niños como los adolescentes, están en una etapa de flexibilidad, por lo que tienen la facilidad para los cambios, al contrario que los adultos, explicó el especialista.

Por ejemplo, una de las recomendaciones en la que hizo LaPrea es invitarlos a que expresen sus opiniones a cómo se debería pasar estas navidades en tiempos de crisis. “Nos quedaremos sorprendidos de las ideas y creatividad que pronunciarán. Se les ocurrirán mil cosas, a las que no debemos restarles importancia, sino agradecérselas”.

Otra recomendación tiene que ver a la hora de las reuniones y el consumo de alcohol. Cuando se esté celebrando y ellos se acerquen a que quieren consumir, explicarles las consecuencias de la ingesta exagerada de licor; “cuando más temprano, se inicien en la bebida, mas riesgo de que adopten el hábito más rápido”, advirtió el pediatra.

Si de salir en grupos de amistades por esta temporada, refirió el doctor Laprea que se les puede permitir, siempre y cuando aconsejándolos de los riesgos de la inseguridad; pero mientras mejor se les invite a que se reúnan en sus casas, mucho más conveniente. “Meintras menos se rompan las tradiciones de cada hogar, mejor”.

Ante la tendencia también de que si alguien le invita a su hijo a compartir la navidad en otros hogares o en casa de su novia o novio, declaró el consejero que particularmente más bien invitaría a que sus hijos los trajeran a casa, para compartir. Pero, no es que sea malo o bueno que se dejen ir, pero expresó que mientras más se resguarde la seguridad de nuestros hijos mejor, al igual que mantener el compartir en familia.

La idea de esta época, más que el consumismo o lo material, lo importante es que da espacio para reforzar la unión familiar, en que los valores de la fraternidad y solidaridad son fundamentales.

La Navidad es la celebración del nacimiento del niños Dios, y en estos momentos es cuando más se necesita de la unión en familia, recalcó el especialista, quien admite que los adolescente de pronto suelen aislarse un poco porque pareciera que como están en esa transición de niños-adultos ya no se les centra tanto la atención, por lo que algunos tienden a ponerse ariscos. “Hay que hablarles desde el acento del amor, de la cordialidad, que ello sientan que son parte importante del hogar. Buscar que sean partícipes de lo que se hace en casa”.

Y si un niño se pone “renuente” porque algo le falta, traerlo a reflexionar; que otras épocas el país también ha pasado por ciclos similares, pero transmitirle el valor de la familia.

El doctor Laprea también aconsejó que los adolescentes, en general, hay que dejarlos ser; invitarlos a vivir el momento, el hoy, para que así cuando sean adultos tengan mejores herramientas para disfrutar al máximo.

Por lo general, finalizando el año, hay quienes hacen un balance de lo logrado y lo que seguirá por alcanzar, sin embargo instó a ser realista, que los adolescente en vez de plantearse metas mejor expresar sus sueños, haciéndoles entender que lo importante es disfrutar el trayecto más que el escalón alcanzado. “Que la felicidad es un camino, con altos y bajos, y que hay que aprovechar al máximo para entrar en el camino correcto.Dejando a un lado los juegos y actividades para el tiempo libre, los adolescentes pueden encontrar muy divertidas las compras navideñas. Vaya con su hijo a grandes almacenes para la adquisición de la navidad que luego pueden montar juntos en casa. Además, hace ya algún tiempo que tus hijos dejaron de ser niños pequeños  y ahora es el momento de pasar de la ilusión de esperar los regalos a comprarlos y disfrutar viendo cómo se divierten e ilusionan los pequeños de la casa.

Y si con las compras navideñas y la decoración de la casa no basta, otra buena forma de pasar tiempo con los adolescentes es en la cocina. Nada mejor que cocinar juntos la comida de Navidad, haciendo platos innovadores y nutritivos en los que participe toda la familia.

Aproveche esta navidad para pasar buenos ratos con tus hijos adolescentes, proporcionándoles todas esas dosis de amor, cariño y atención que, por la velocidad del día a día , no puedes darles y son más que necesarias.

Por cierto, el doctor Laprea ofrecerá en el mes de enero una gira de información para preparar a los padres de cómo abordar a nuestros hijos. Esperan finiquitar los detalles y desde ya tienen fechas, aunque lo importante es recalcar que la época decembrina más allá del consumismo, es una oportunidad para que la familia se reúna en sana paz.

Más detalles de la entrevista completa, pueden visitarla por nuestra página web www.el-carabobeno.com o por nuestro canal youtube, colocando Poe Tu Salud, conducido por Ana Isabel Laguna.-




Estimado lector: El Diario El Carabobeño es defensor de los valores democráticos y de la comunicación libre y plural, por lo que los invitamos a emitir sus comentarios con respeto. No está permitida la publicación de mensajes violentos, ofensivos, difamatorios o que infrinjan lo estipulado en el artículo 27 de la Ley de Responsabilidad en Radio, TV y Medios Electrónicos. Nos reservamos el derecho a eliminar los mensajes que incumplan esta normativa y serán suprimidos del portal los contenidos que violen la Constitución y las leyes.